jueves, 11 de octubre de 2012

DROGAS Y ACCIDENTES LABORALES



http://www.ejeadigital.com/elementos/cuadrotransparente.gif
http://www.ejeadigital.com/elementos/cuadrotransparente.gif





Los consumos de drogas y alcohol provocan alteraciones en la conducta número de accidentes laborales se están empleando abundantes medios técnicos y humanos, pero no siempre con resultados satisfactorios. Sin menospreciar estos medios, que deben seguir incrementándose, hay que apuntar otra controvertida causa:

Las drogas como factor de riesgo laboral:

- El alcohol, incluso en dosis bajas, provoca alteraciones perceptivas, ralentización en el procesamiento de la información y en la atención (falta de concentración), que dificultan la evaluación de riesgos y que afectan negativamente al rendimiento laboral. Tiene también importantes repercusiones en la conducción de vehículos y en el manejo de la maquinaria.

- Los consumos de Marihuana y derivados provocan dificultades para la realización de tareas complejas, reducción de la atención y alteraciones perceptivas y en la capacidad de reacción. La Marihuana afecta de forma notable en la conducción de vehículos y el manejo de maquinaria. Es ilegal conducir bajo sus efectos.

- Los estimulantes y sedantes (anfetaminas y derivados, cocaína, ketamina, speed, …) provocan estados de ansiedad y depresivos, irritabilidad, disminución de la atención y trastornos del sueño.

- Los opiáceos, como la heroína, producen la ralentización de los procesos cognitivos, que están acompañados de somnolencia y reducción de la actividad.

- La combinación de diferentes drogas, por ejemplo alcohol y tranquilizantes, produce con frecuencia efectos no deseados y potencia los síntomas negativos de cada sustancia.

Algunas de las consecuencias laborales de los adictos a estas drogas:


- Realiza mal su trabajo y se reduce su rendimiento.
- Llega tarde.
- Necesita descansos más prolongados.
- Alteraciones físicas y psicológicas con mayor frecuencia.
- Se siente irritado y nervioso.
- A veces reacciona violentamente ante los demás.
- Mayores riesgos de sufrir accidentes al reducirse sus reflejos.
- Aumentan los conflictos personales.
- Puede provocar accidentes que pongan en peligro la vida de los demás.
- Provoca sobrecarga de trabajo a otras personas.
- Hace que se incrementen los costos de producción.
- Puede provocar daños en los equipos y materiales de la empresa.
- Provoca problemas disciplinarios y conflictos laborales.

¿Cómo prevenir los consumos de alcohol y otras drogas?

Prevenir es anticiparse a los hechos. Cuando ya se producen consumos de alcohol y otras drogas, los programas de prevención intentan evitar que dichos consumos se incrementen y así reducir su frecuencia, o al menos a evitar determinados efectos o problemas derivados del consumo, como por ejemplo: el prevenir accidentes de tráfico provocados por la conducción bajo los efectos del alcohol.

La elevada incidencia de los consumos de alcohol y otras drogas entre los trabajadores, justifican que la prevención sea la principal prioridad de las políticas para hacer frente a éste problema en instituciones laborales. Conviene no olvidar que el alcohol y otras drogas en la empresa son un problema de todos. La experiencia demuestra que no es fácil superar los problemas cuando se producen situaciones de dependencia a las drogas, por ello sin ninguna duda es más útil prevenir.

El gran peligro del consumo de estas drogas desde edades tempranas es el riesgo de ir aumentando las dosis hasta extremos peligrosos o como hemos detectado en varias ocasiones la asociación de dos o más sustancias. Además del riesgo de adicción física, múltiples estudios demuestran el deterioro psíquico que sufren a corto plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada