martes, 2 de octubre de 2012

Alcoholismo desde el DSM IV



Un análisis del alcoholismo desde la perspectiva del clasificador internacional DSM IV y criterios diagnósticos con paginas del DSM IV que también esta en esta pagina 

DEPENDENCIA DE SUSTANCIAS

Características
La característica esencial de la dependencia de sustancias consiste en un grupo de síntomas cognoscitivos, comportamentales y fisiológicos que indican que el individuo continúa  consumiendo la sustancia, a pesar de la aparición de problemas significativos relacionados con ella. Existe un patrón de repetida autoadministración que a menudo lleva a la tolerancia, la abstinencia y a una ingestión compulsiva de la sustancia. El diagnóstico de dependencia de sustancias puede ser aplicado a toda clase de sustancias a excepción de la cafeína. Los síntomas de la dependencia son similares para todas las categorías de sustancias, pero con alguna de ellas los síntomas son menos patentes e incluso pueden no aparecer (p. ej., no se han especificado síntomas de abstinencia para la dependencia de alucinógenos). Aunque no está incluida específicamente en los criterios diagnósticos, la «necesidad irresistible» de consumo (craving) se observa en la mayoría de los pacientes con dependencia de sustancias. La dependencia se define como un grupo de tres o más de los síntomas enumerados a continuación, que aparecen en cualquier momento dentro de un mismo período de 12 meses.

Tolerancia (Criterio 1) es la necesidad de recurrir a cantidades crecientes de la sustancia para alcanzar la intoxicación (o el efecto deseado) o una notable disminución de los efectos de la sustancia con su uso continuado a las mismas dosis. El grado en el que se desarrolla tolerancia varía ampliamente según la sustancia. Los sujetos que consumen grandes dosis de opiáceos y estimulantes pueden presentar niveles de tolerancia considerables (p. ej.,  pueden multiplicar la dosis por diez), hasta llegar a niveles que serían letales para una persona que no consumiera la sustancia. La tolerancia al alcohol también puede ser notable, pero con frecuencia no es tan extrema como la tolerancia a las anfetaminas. Muchos sujetos fumadores consumen más de 20 cigarrillos al día, una cantidad que les hubiera producido síntomas de toxicidad cuando empezaron a fumar. Los consumidores habituales de Cannabis no advierten generalmente la aparición de tolerancia (aunque ésta se ha demostrado en estudios con animales y en algunos sujetos). No está claro si la fenciclidina (PCP) da lugar a tolerancia o no. La tolerancia puede ser difícil de determinar únicamente por la historia clínica cuando la sustancia consumida es ilegal y puede ir mezclada con varios disolventes o con otras sustancias. En este tipo de situaciones son útiles las pruebas de laboratorio (p. ej., altos niveles de la sustancia en la sangre sin que el sujeto presente síntomas de intoxicación sugieren una probable tolerancia).
Debe distinguirse la tolerancia de la variabilidad individual en cuanto a la sensibilidad inicial a los efectos de determinadas sustancias. Por ejemplo, algunos individuos que beben por primera vez apenas presentan síntomas de intoxicación al cabo de tres o cuatro copas, mientras que otros de peso similar y que también se inician bebiendo pueden presentar descoordinación motora y lenguaje farfullante

CRITERIOS PARA LA DEPENDENCIA DE SUSTANCIAS

Un patrón desadaptativo de consumo de la sustancia que conlleva un deterioro o malestar clínicamente significativos, expresado por tres (o más) de los ítems siguientes en algún momento de un período continuado de 12 meses:
(1) tolerancia, definida por cualquiera de los siguientes ítems:
(a) una necesidad de cantidades marcadamente crecientes de la sustancia para conseguir la intoxicación o el efecto deseado
(b) el efecto de las mismas cantidades de sustancia disminuye claramente con su consumo continuado
(2) abstinencia, definida por cualquiera de los siguientes ítems:
(a) el síndrome de abstinencia característico para la sustancia (v. Criterios A y B de los criterios diagnósticos para la abstinencia de sustancias específicas)
(b) se toma la misma sustancia (o una muy parecida) para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia
(3) la sustancia es tomada con frecuencia en cantidades mayores o durante un período más largo de lo que inicialmente se pretendía
(4) existe un deseo persistente o esfuerzos infructuosos de controlar o interrumpir el consumo de la sustancia
(5) se emplea mucho tiempo en actividades relacionadas con la obtención de la sustancia (p. ej., visitar a varios médicos o desplazarse largas distancias), en el consumo de la sustancia (p. ej., fumar un pitillo tras otro) o en la recuperación de los efectos de la sustancia
(6) reducción de importantes actividades sociales, laborales o recreativas debido al consumo de la sustancia
(7) se continúa tomando la sustancia a pesar de tener conciencia de problemas psicológicos
o físicos recidivantes o persistentes, que parecen causados o exacerbados por el consumo de la sustancia (p. ej., consumo de la cocaína a pesar de saber que provoca depresión, o continuada ingesta de alcohol a pesar de que empeora una úlcera)

Codificación del curso de la dependencia en el quinto dígito:
0 Remisión total temprana
0 Remisión parcial temprana
0 Remisión total sostenida
0 Remisión parcial sostenida
2 En terapéutica con agonistas
1 En entorno controlado
4 Leve/moderado/grave

Especificar si:
Con dependencia fisiológica: signos de tolerancia o abstinencia (p. ej., si se cumplen cualquiera de los puntos 1 o 2)
Sin dependencia fisiológica: no hay signos de tolerancia o abstinencia (p. ej., si no se cumplen los puntos 1 y 2)









ABUSO DE SUSTANCIAS

Características
La característica esencial del abuso de sustancias consiste en un patrón desadaptativo de consumo de sustancias manifestado por consecuencias adversas significativas y recurrentes relacionadas con el consumo repetido de sustancias. Puede darse el incumplimiento de obligaciones importantes, consumo repetido en situaciones en que hacerlo es físicamente peligroso, problemas legales múltiples y problemas sociales e interpersonales recurrentes (Criterio A). Estos problemas pueden tener lugar repetidamente durante un período continuado de 12 meses. A diferencia de los criterios para la dependencia de sustancias, los criterios para el abuso de sustancias no incluyen la tolerancia, la abstinencia ni el patrón de uso compulsivo, y, en su lugar, se citan únicamente las consecuencias dañinas del consumo repetido. Un diagnóstico de dependencia de sustancias predomina sobre el de abuso de sustancias en la medida en que el patrón de consumo de la sustancia coincida con los criterios para la dependencia acordes con esa clase de sustancias (Criterio B). Aunque es más probable un diagnóstico de abuso de sustancias en los sujetos que han empezado a tomar la sustancia recientemente, algunos de ellos continúan experimentando consecuencias sociales adversas relacionadas con la sustancia durante un largo período de tiempo sin presentar signos de dependencia.
La categoría de abuso de sustancias no es aplicable a la nicotina ni a la cafeína.

CRITERIOS PARA EL ABUSO DE SUSTANCIAS

A. Un patrón desadaptativo de consumo de sustancias que conlleva un deterioro o malestar clínicamente significativos, expresado por uno (o más) de los ítems siguientes durante un período de 12 meses:
(1) consumo recurrente de sustancias, que da lugar al incumplimiento de obligaciones en el trabajo, la escuela o en casa (p. ej., ausencias repetidas o rendimiento pobre relacionados con el consumo de sustancias; ausencias, suspensiones o expulsiones de la escuela relacionadas con la sustancia; descuido de los niños o de las obligaciones de la casa)
(2) consumo recurrente de la sustancia en situaciones en las que hacerlo es físicamente peligroso (p. ej., conducir un automóvil o accionar una máquina bajo los efectos de la sustancia)
(3) problemas legales repetidos relacionados con la sustancia (p. ej., arrestos por comportamiento escandaloso debido a la sustancia) (4) consumo continuado de la sustancia, a pesar de tener problemas sociales continuos o recurrentes o problemas interpersonales causados o exacerbados por los efectos de la sustancia (p. ej., discusiones con la esposa acerca de las consecuencias de la intoxicación, o violencia física)
B. Los síntomas no han cumplido nunca los criterios para la dependencia de sustancias de esta clase de sustancia.

INTOXICACIÓN POR SUSTANCIAS
Características diagnósticas

La característica esencial de la intoxicación por sustancias es la aparición de un síndrome reversible específico de la sustancia debido a su reciente ingestión (o exposición) (Criterio A). Los cambios psicológicos o comportamentales desadaptativos (p. ej., agresividad, labilidad emocional, deterioro cognoscitivo, deterioro de la capacidad de juicio, deterioro de la actividad laboral o social) son debidos a los efectos fisiológicos directos de la sustancia sobre el sistema nervioso central y se presentan durante el consumo de la sustancia o poco tiempo después (Criterio B). Los síntomas no son debidos a una enfermedad médica ni se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental (Criterio C). La intoxicación por sustancias se asocia con frecuencia a la dependencia o abuso de sustancias. Esta categoría no se aplica a la nicotina. Debe obtenerse demostración de la reciente toma de la sustancia a través de la historia, de la exploración física (p. ej., el olor a alcohol al respirar) y de los análisis toxicológicos (p. ej., orina o sangre).

CRITERIOS PARA LA INTOXICACIÓN POR SUSTANCIAS
A. Presencia de un síndrome reversible específico de una sustancia debido a su ingestión reciente (o a su exposición). Nota: diferentes sustancias pueden producir síndromes idénticos o similares.
B. Cambios psicológicos o comportamentales desadaptativos clínicamente significativos debidos al efecto de la sustancia sobre el sistema nervioso central (p. ej., irritabilidad, labilidad emocional, deterioro cognoscitivo, deterioro de la capacidad de juicio, deterioro de la actividad laboral o social), que se presentan durante el consumo de la sustancia o poco tiempo después.
C. Los síntomas no se deben a una enfermedad médica y no se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental.

ABSTINENCIA DE SUSTANCIAS

Características diagnósticas
La característica esencial de la abstinencia por sustancias consiste en la presencia de un cambio desadaptativo del comportamiento, con concomitantes fisiológicos y cognoscitivos, debido al cese o la reducción del uso prolongado de grandes cantidades de sustancias (Criterio A). El síndrome específico de la sustancia provoca un malestar clínicamente significativo o un deterioro de la actividad laboral y social o en otras áreas importantes de la actividad del sujeto (Criterio B).
Los síntomas no se deben a una enfermedad médica y no se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental (Criterio C).
Criterios para la abstinencia de sustancias
A. Presencia de un síndrome específico de una sustancia debido al cese o reducción de su consumo prolongado y en grandes cantidades.
B. El síndrome específico de la sustancia causa un malestar clínicamente significativo o un deterioro de la actividad laboral y social o en otras áreas importantes de la actividad del individuo.
C. Los síntomas no se deben a una enfermedad médica y no se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental.


TRASTORNOS RELACIONADOS CON EL ALCOHOL
En la mayoría de las culturas el alcohol es el depresor del sistema nervioso central utilizado con más frecuencia y el responsable de una morbididad y una mortalidad considerables. En algún momento de la vida cerca del 90 % de los adultos en Estados Unidos han tenido alguna experiencia con el alcohol, y un número importante (60 % de varones y 30 % de mujeres) han tenido uno o más acontecimientos adversos relacionados con él (p. ej., conducir después de haber bebido en exceso, bajas laborales o escolares debidas a resacas). Por fortuna, a partir de estas experiencias la mayoría de los sujetos aprenden a moderar la bebida y a no desarrollar dependencia o abuso por alcohol.
Esta sección contiene descripciones específicas de los trastornos relacionados con el alcohol. En el texto que se refiere de un modo genérico al consumo de sustancias ya se han descrito y especificado los criterios diagnósticos para la dependencia de sustancias (pág. 182) y el abuso de sustancias (página 188), y aquí se hará referencia a la dependencia y el abuso de alcohol, para los que no hay criterios diagnósticos adicionales. La descripción y los criterios diagnósticos específicos para la intoxicación alcohólica y la abstinencia alcohólica se expondrán después. Los trastornos inducidos por el alcohol (además de la intoxicación y abstinencia alcohólicas) se describen en las secciones del manual que tratan sobre los trastornos con los que comparten fenomenología (p. ej., el trastorno del estado de
200 Trastornos relacionados con sustancias ánimo inducido por el alcohol está incluido en la sección «Trastornos del estado de ánimo»). Se enumeran a continuación los trastornos por consumo de alcohol y los trastornos inducidos por el alcohol.


TRASTORNOS POR CONSUMO DE ALCOHOL

F10.2x Dependencia del alcohol [303.90] (v. pág. 201)
F10.1 Abuso de alcohol [305.00] (v. pág. 202)

Trastornos inducidos por el alcohol
F10.00 Intoxicación por alcohol [303.00] (v. pág. 202)
F10.3 Abstinencia de alcohol [291.8] (v. pág. 203)
Especificar si: Con alteraciones perceptivas
F10.03 Delirium por intoxicación por alcohol [291.0] (v. pág. 135)
F10.4 Delirium por abstinencia de alcohol [291.0] (v. pág. 135)
F10.73 Demencia persistente inducida por el alcohol [291.2] (v. pág. 159)
F10.6 Trastorno amnésico persistente inducido por el alcohol [291.1] (v. pág. 167)
F10.51 Trastorno psicótico inducido por el alcohol, con ideas delirantes [291.5] (v. pág. 317)
Especificar si: De inicio durante la intoxicación/de inicio durante la abstinencia
F10.52 Trastorno psicótico inducido por el alcohol, con alucinaciones [291.3] (v. pág. 317)
Especificar si: De inicio durante la intoxicación/de inicio durante la abstinencia
F10.8 Trastorno del estado de ánimo inducido por el alcohol [291.8] (v. pág. 379)
Especificar si: De inicio durante la intoxicación/de inicio durante la abstinencia
F10.8 Trastorno de ansiedad inducido por el alcohol [291.8] (v. pág. 451)
Especificar si: De inicio durante la intoxicación/de inicio durante la abstinencia
F10.8 Trastorno sexual inducido por el alcohol [291.8] (v. pág. 532)
Especificar si: De inicio durante la intoxicación
F10.8 Trastorno del sueño inducido por el alcohol [291.8] (v. pág. 617)
Especificar si: De inicio durante la intoxicación/de inicio durante la abstinencia
F10.9 Trastorno relacionado con el alcohol no especificado [291.9] (v. pág. 210)

F10.1 ABUSO DE ALCOHOL [305.00]
Véase también la descripción y los criterios diagnósticos para el abuso de sustancias (página 188). La actividad escolar y el rendimiento laboral pueden verse afectados por los efectos de la bebida o de la intoxicación. El sujeto puede beber en situaciones peligrosas (conduciendo, manejando máquinas en estado de embriaguez). Beber alcohol puede causar problemas legales (p. ej., detenciones por intoxicación o conducir bajo los efectos del alcohol). Por último, los sujetos con abuso de alcohol pueden continuar bebiendo a pesar de que saben los problemas sociales o interpersonales que ello les acarrea (p. ej., discusiones violentas con la mujer mientras está intoxicado, abuso de los niños). Cuando estos problemas se acompañan con demostraciones de tolerancia, abstinencia o comportamiento compulsivo relacionado con la bebida, debe considerarse el diagnóstico de dependencia alcohólica más que el de abuso de alcohol.

Trastornos inducidos por el alcohol
CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO DE F10.00 INTOXICACIÓN POR ALCOHOL [303.00]

A. Ingestión reciente de alcohol.
B. Cambios psicológicos comportamentales desadaptativos clínicamente significativos (sexualidad inapropiada, comportamiento agresivo, labilidad emocional, deterioro de la capacidad de juicio y deterioro de la actividad laboral o social) que se presentan durante la intoxicación o pocos minutos después de la ingesta de alcohol.
C. Uno o más de los siguientes síntomas que aparecen durante o poco tiempo después del consumo de alcohol:
(1) lenguaje farfullante
(2) incoordinación
(3) marcha inestable
(4) nistagmo
(5) deterioro de la atención o de la memoria
(6) estupor o coma
D. Los síntomas no se deben a enfermedad médica ni se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental.




F10.3 ABSTINENCIA DE ALCOHOL [291.8]
CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO DE F10.3 ABSTINENCIA DE ALCOHOL
[291.8]
A. Interrupción (o disminución) del consumo de alcohol después de su consumo prolongado y en grandes cantidades.
B. Dos o más de los siguientes síntomas desarrollados horas o días después de cumplirse el Criterio A:
(1) hiperactividad autonómica (p. ej., sudoración o más de 100 pulsaciones)
(2) temblor distal de las manos
(3) insomnio
(4) náuseas o vómitos
(5) alucinaciones visuales, táctiles o auditivas transitorias, o ilusiones
(6) agitación psicomotora
(7) ansiedad
(8) crisis comiciales de gran mal (crisis epilépticas)
C. Los síntomas del Criterio B provocan un malestar clínicamente significativo o un deterioro de la actividad social laboral, o de otras áreas importantes de la actividad del sujeto.
D. Los síntomas no se deben a enfermedad médica ni se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental.
Especificar si:
Con alteraciones perceptivas


F10.03 DELIRIUM POR INTOXICACIÓN POR ALCOHOL [291.0] (V. PÁG. 135)

Delirium inducido por sustancias
Diagnóstico y síntomas asociados
En las páginas 130-131 se ha procedido a la descripción de los síntomas del delirium inducido por sustancias (Criterio A-C). Para el diagnóstico de delirium inducido por sustancias debe haber demostración a través de la historia, de la exploración física o de las pruebas de laboratorio de que la intoxicación o abstinencia de sustancias, los efectos secundarios de la medicación o la exposición a tóxicos se estiman etiológicamente relacionados con el delirium (Criterio D). Un delirium que se presenta durante la intoxicación por una sustancia se diagnostica como delirium por intoxicación por sustancias, un delirium que se presenta durante la abstinencia de una sustancia se diagnostica como delirium por abstinencia de sustancias y un delirium que se asocia con efectos secundarios de la medicación o con exposición a tóxicos, se diagnostica como delirium inducido por sustancias (v. el grupo de criterios para el delirium por intoxicación por sustancias en la página 136).
El delirium que aparece durante la intoxicación por sustancias puede desarrollarse minutos u horas después de haber ingerido dosis relativamente altas de algunas drogas como cannabis, cocaína y alucinógenos. Con otras sustancias como el alcohol, los barbitúricos o la meperidina, el delirium a veces sólo se presenta después de una intoxicación mantenida durante algunos días.
Con frecuencia, el delirium se resuelve en pocas horas o días cuando la intoxicación cede (aunque la duración puede prolongarse tras la intoxicación con fenciclidina).
El delirium por abstinencia de sustancias se desarrolla a medida que la concentración de la sustancia en los tejidos y el plasma va disminuyendo después de la reducción o cese de su consumo a dosis altas. La duración del delirium tiende a variar de acuerdo con la vida media de la sustancia en cuestión: las sustancias de acción prolongada se asocian con frecuencia a una abstinencia más prolongada.
El delirium por abstinencia de sustancias puede mantenerse desde unas horas hasta 2-4 semanas.
Se debe establecer este diagnóstico en lugar de los diagnósticos de intoxicación por sustancias o abstinencia de sustancias sólo cuando los síntomas cognoscitivos excedan de los que son  propios de los síndromes de intoxicación y de abstinencia, y cuando los síntomas sean de la suficiente gravedad como para merecer una atención clínica independiente. Una discusión más detallada de los síntomas asociados a los trastornos relacionados con sustancias se ofrece en la página 181.

CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO DE DELIRIUM POR INTOXICACIÓN POR SUSTANCIAS

A. Alteración de la conciencia (p. ej., disminución de la capacidad de prestar atención al entorno) con reducción de la capacidad para centrar, mantener o dirigir la atención.
B. Cambio en las funciones cognoscitivas (como deterioro de la memoria, desorientación, alteración del lenguaje) o presencia de una alteración perceptiva que no se explica por una demencia previa o en desarrollo.
C. La alteración se presenta en un corto período de tiempo (habitualmente en horas o días) y tiende a fluctuar a lo largo del día.
D. Demostración, a través de la historia, de la exploración física y de las pruebas de laboratorio, de (1) o (2).
(1) los síntomas de los Criterios A y B se presentan durante la intoxicación por la sustancia
(2) el consumo de medicamentos se estima relacionado etiológicamente con la alteración*
Nota: Este diagnóstico debe hacerse en lugar del diagnóstico de intoxicación por sustancias sólo cuando los síntomas cognoscitivos excedan de los que son propios del síndrome de intoxicación y cuando los síntomas sean de la suficiente gravedad como para merecer una atención clínica independiente.
*Nota: El diagnóstico debe registrarse como delirium inducido por sustancias si está relacionado con el uso de la medicación.
Códigos para el delirium por intoxicación por (sustancia específica):
F10.03 Alcohol [291.0]; F16.03 Alucinógenos [292.81]; F15.03 Anfetaminas (o sustancias
afines) [292.81]; F12.03 Cannabis [292.81]; F14.03 Cocaína [292.81]; F19.03
Fenciclidina (o sustancias de acción similar) [292.81]; F18.03 Inhalantes [292.81];
F11.03 Opiáceos [292.81]; F13.03 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos [292.81];
F19.03 Otras sustancias (o sustancias desconocidas) [292.81] (p. ej., cimetidina, digital,
benztropina)




F10.4 DELIRIUM POR ABSTINENCIA DE ALCOHOL [291.0] (V. PÁG. 135)

CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO DE DELIRIUM POR ABSTINENCIA DE SUSTANCIAS
A. Alteración de la conciencia (p. ej., disminución de la capacidad de prestar atención al entorno) con reducción de la capacidad para centrar, mantener o dirigir la atención.
B. Cambio en las funciones cognoscitivas (como deterioro de la memoria, desorientación, alteración del lenguaje) o presencia de una alteración perceptiva que no se explica por una demencia previa o en desarrollo.
C. La alteración se presenta en un corto período de tiempo (habitualmente en horas o días) y tiende a fluctuar a lo largo del día.
D. Demostración, a través de la historia, de la exploración física y de las pruebas de laboratorio, de que los síntomas de los Criterios A y B se presentan durante o poco después de un síndrome de abstinencia.
Nota: Este diagnóstico debe hacerse en lugar del diagnóstico de abstinencia de sustancias sólo cuando los síntomas cognoscitivos excedan de los propios del síndrome de abstinencia y cuando los síntomas sean de la suficiente gravedad como para merecer una atención clínica independiente.
Códigos para el delirium por abstinencia de (sustancia específica):
F10.4 Alcohol [291.0]; F13.4 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos [292.81]; F19.4
Otras sustancias (o desconocidas) [292.81]



F10.73 DEMENCIA PERSISTENTE INDUCIDA POR EL ALCOHOL [291.2] (V. PÁG. 159)

CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO DE DEMENCIA PERSISTENTE INDUCIDA POR SUSTANCIAS
A. La presencia de los múltiples déficit cognoscitivos se manifiesta por:
(1) deterioro de la memoria (deterioro de la capacidad para aprender nueva información o recordar información aprendida previamente)
(2) una (o más) de las siguientes alteraciones cognoscitivas:
(a) afasia (alteración del lenguaje)
(b) apraxia (deterioro de la capacidad para llevar a cabo actividades motoras, a pesar de que la función motora está intacta)
(c) agnosia (fallo en el reconocimiento o identificación de objetos, a pesar de que la función sensorial está intacta)
(d) alteración de la actividad de ejecución (p. ej., planificación, organización, secuenciación y abstracción)
B. Los déficit cognoscitivos en cada uno de los Criterios A1 y A2 provocan un deterioro significativo de la actividad laboral o social y representan una merma importante del nivel previo de actividad.
C. Los déficit no aparecen exclusivamente en el transcurso de un delirium y persisten más allá de la duración habitual de la intoxicación o abstinencia de sustancias.
D. Demostración a través de la historia, de la exploración física o de los hallazgos de laboratorio de que los déficit están etiológicamente relacionados con los efectos persistentes del consumo de sustancias (p. ej., una droga de abuso, un medicamento).
Código para la demencia persistente inducida por (sustancia específica):
F10.73 Alcohol [291.2]; F18.73 Inhalantes [292.82]; F13.73 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos
[292.82]; F19.73 Otras (sustancias [o desconocidas] [292.82])


F10.6 TRASTORNO AMNÉSICO PERSISTENTE INDUCIDO POR EL ALCOHOL [291.1] (V. PÁG. 167)
CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO DE TRASTORNO AMNÉSICO PERSISTENTE INDUCIDO POR SUSTANCIAS

A. El deterioro de la memoria se manifiesta por un déficit de la capacidad para aprender información nueva, o incapacidad para recordar información aprendida previamente.
B. La alteración de la memoria provoca un deterioro significativo de la actividad laboral o social y representa una merma importante del nivel previo de actividad.
C. La alteración de la memoria no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium o de una demencia, y se mantiene más allá de la duración habitual de la intoxicación o abstinencia de sustancias.
D. Demostración, a través de la historia, de la exploración física o de las pruebas de laboratorio, de que la alteración de la memoria está relacionada etiológicamente con los efectos persistentes de la sustancia (p. ej., una droga de abuso, un medicamento).
Códigos para el trastorno amnésico persistente inducido por sustancias (sustancias específicas):
F10.6 Alcohol [291.1]; F13.6 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos [292.83]; F19.6 Otras sustancias (o desconocidas) [292.83]



F10.51 TRASTORNO PSICÓTICO INDUCIDO POR EL ALCOHOL, CON IDEAS DELIRANTES [291.5] (V. PÁG. 317)

Subtipos y especificaciones
Pueden emplearse los siguientes subtipos para indicar el síntoma predominante en el cuadro.
Si hay ideas delirantes y alucinaciones, se debe codificar lo que predomine:
Con ideas delirantes. Este subtipo se emplea si predominan las ideas delirantes.
Con alucinaciones. Este subtipo se emplea si predominan las alucinaciones.
El contexto en el que se hayan iniciado los síntomas psicóticos puede indicarse utilizando las especificaciones siguientes:
De inicio durante la intoxicación. Se debe usar esta especificación si se cumplen los criterios para la intoxicación por la sustancia y si los síntomas aparecen durante el síndrome de intoxicación.
De inicio durante la abstinencia. Se debe usar esta especificación si se cumplen los criterios para la abstinencia de la sustancia y si los síntomas aparecen durante o poco después del síndrome de abstinencia.

Criterios para el diagnóstico de trastorno psicótico inducido por sustancias
A. Alucinaciones o ideas delirantes. Nota: No incluir las alucinaciones si el sujeto es consciente de que son provocadas por la sustancia.
B. A partir de la historia clínica, la exploración física o los exámenes de laboratorio, hay pruebas de (1) o (2):
(1) los síntomas del Criterio A aparecen durante o en el mes siguiente a una intoxicación por o abstinencia de sustancias
(2) el consumo de un medicamento está etiológicamente relacionado con la alteración
C. La alteración no se explica mejor por la presencia de un trastorno psicótico no inducido por sustancias. Las pruebas de que los síntomas no son atribuibles a un trastorno psicótico no inducido por sustancias pueden ser las siguientes: los síntomas preceden al inicio del consumo de la sustancia (o al consumo del medicamento); los síntomas persisten durante un período sustancial de tiempo (p. ej., alrededor de 1 mes) tras la abstinencia aguda o la intoxicación grave, o son claramente excesivos en relación con lo que cabría esperar por el tipo o la cantidad de la sustancia utilizada o la duración de su uso, o hay otros datos que sugieren la existencia de un trastorno psicótico no inducido por sustancias (p. ej., una historia de episodios recidivantes no relacionados con sustancias).
D. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium.
Nota: Debe realizarse este diagnóstico en lugar del diagnóstico de intoxicación por  sustancias o abstinencia de sustancias únicamente si los síntomas son excesivos en relación con los habitualmente asociados al síndrome de intoxicación o abstinencia y cuando los síntomas son de suficiente gravedad como para merecer atención clínica independiente.
Código para el trastorno psicótico inducido por sustancia específica:
F10.51 Alcohol, con ideas delirantes [291.5]; F10.52 Alcohol, con alucinaciones [291.3]; F16.51 Alucinógenos, con ideas delirantes [292.11]; F16.52 Alucinógenos, con alucinaciones [292.12]; F15.51 Anfetamina (o sustancias de acción similar) con ideas delirantes [292.11]; F15.52 Anfetamina (o sustancias de acción similar), con alucinaciones [292.12]; F12.51 Cannabis, con ideas delirantes [292.11]; F12.52 Cannabis, con alucinaciones [292.12]; F14.51 Cocaína, con ideas delirantes [292.11]; F14.52 Cocaína, con alucinaciones [292.12]; F19.51 Fenciclidina (o sustancias de acción similar) con ideas delirantes [292.11]; F19.52 Fenciclidina (o sustancias de acción similar), con alucinaciones [292.12]; F18.51 Inhalantes, con ideas delirantes [292.11]; F18.52 Inhalantes, con alucinaciones;  F11.51 Opiáceos, con ideas delirantes [292.11]; F11.52 Opiáceos, con alucinaciones [292.12]; F13.51 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos, con ideas delirantes
[292.11]; F13.52 Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos, con alucinaciones [292.12];
F19.51 Otras sustancias (o desconocidas), con ideas delirantes [292.11]; F19.52
Otras sustancias (o desconocidas), con alucinaciones [292.12].
Especificar si (v. la tabla de la pág. 183 para comprobar si es aplicable a la sutancia):
De inicio durante la intoxicación: si se cumplen los criterios para la intoxicación por la sustancia y los síntomas aparecen durante la intoxicación De inicio durante la abstinencia: si se cumplen los criterios para la abstinencia de la sustancia y los síntomas aparecen durante o poco tiempo después del síndrome de abstinencia


F10.9 TRASTORNO RELACIONADO CON EL ALCOHOL NO ESPECIFICADO [291.9]
Los trastornos relacionados con el alcohol no especificados constituyen una categoría de trastornos asociados al consumo del alcohol que no pueden clasificarse como dependencia del alcohol, abuso de alcohol, intoxicación por alcohol, abstinencia de alcohol, delirium por intoxicación por alcohol, demencia persistente inducida por alcohol, trastorno amnésico persistente inducido por alcohol, trastorno psicótico inducido por alcohol, trastorno del estado de ánimo inducido por alcohol, trastorno de ansiedad inducido por alcohol, disfunción sexual inducida por alcohol o trastorno del sueño inducido por alcohol
Trastornos mentales inducidos por sustancias incluidos en otras secciones del manual
Los trastornos inducidos por sustancias provocan una variedad de síntomas que son característicos de otros trastornos mentales (v. tabla 1, pág. 183). Para facilitar el diagnóstico diferencial, el texto descriptivo y los criterios diagnósticos para estos otros trastornos inducidos por sustancias están incluidos en las secciones del manual que se refieren a los trastornos con los que comparten fenomenología:
El delirium inducido por sustancias (v. pág. 135) está incluido en la sección «Delirium, demencia, trastornos amnésicos y otros trastornos cognoscitivos».
La demencia persistente inducida por sustancias (v. pág. 159) está incluida en la sección
«Delirium, demencia, trastornos amnésicos y otros trastornos cognoscitivos».
El trastorno amnésico persistente inducido por sustancias (v. pág. 167) está incluido en la sección «Delirium, demencia, trastornos amnésicos y otros trastornos cognoscitivos».
El trastorno psicótico inducido por sustancias (v. pág. 317) está incluido en la sección «Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos». (En el DSM-III-R estos trastornos se clasificaban como «alucinosis orgánica» y «trastorno delirante orgánico».)
El trastorno del estado de ánimo inducido por sustancias (v. pág. 379) está incluido en la sección «Trastornos del estado de ánimo».
El trastorno de ansiedad inducido por sustancias (v. pág. 451) está incluido en la sección «Trastornos de ansiedad».
El trastorno sexual inducido por sustancias (v. pág. 532) está incluido en la sección «Trastornos sexuales y de la identidad sexual».
El trastorno del sueño inducido por sustancias (v. pág. 617) están incluidos en la sección
«Trastornos del sueño».
Además, el trastorno perceptivo persistente por alucinógenos (flashbacks) (pág. 213) está incluido en esta misma sección con el título «Trastornos relacionados con alucinógenos». En el DSM-III-R los trastornos inducidos por sustancias y los trastornos mentales debidos a enfermedad médica se denominaban trastornos «orgánicos» y se enumeraban juntos en una misma sección. Esta distinción de trastornos mentales «orgánicos» como una clase separada parecía implicar que los trastornos mentales «no orgánicos» o «funcionales» no estaban relacionados con factores o procesos físicos o biológicos. En el DSM-IV se elimina el término orgánico y se distinguen los trastornos mentales que son inducidos por sustancias de los que son debidos a enfermedad médica y de los que no responden a una etiología especificada. El término trastorno mental primario es utilizado para denominar de una manera abreviada los trastornos mentales que no son inducidos por sustancias ni debidos a una enfermedad médica.
El contexto en el que aparecen los trastornos inducidos por sustancias puede tener importantes implicaciones terapéuticas. Los trastornos inducidos por sustancias pueden aparecer en el contexto de una intoxicación por una abstinencia de sustancias, o pueden persistir largo tiempo una vez la sustancia ha sido eliminada del organismo (trastornos persistentes inducidos por sustancias).
Los síntomas inducidos por sustancias que aparecen en el contexto de una intoxicación por sustancias deben indicarse usando el especificador de inicio durante la intoxicación. Los síntomas inducidos por sustancias que aparecen en el contexto de una abstinencia de sustancias deben indicarse usando el especificador de inicio durante la abstinencia. Hay que señalar que el diagnóstico 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada