domingo, 15 de julio de 2012

Los pacientes cardiacos deprimidos se enfrentan a retrasos en las salas de emergencia




Un estudio canadiense muestra que los que tienen antecedentes de depresión no reciben atención prioritaria
28 de febrero, 2011
 Un estudio reciente encuentra que los pacientes de ataque cardiaco con antecedentes de depresión son menos propensos que otros pacientes de ataque cardiaco a recibir atención prioritaria en los departamentos de emergencia.
Investigadores canadienses analizaron datos sobre 6,874 pacientes de ataque cardiaco ingresados en 96 hospitales de la provincia deOntario entre abril de 2004 y marzo de 2005. De estos pacientes, 680 tenían antecedentes de depresión en sus expedientes médicos. De esos, el 39 por ciento se asignó a una puntuación de clasificación baja en los departamentos de emergencia, frente al 32.7 por ciento de los demás pacientes de ataque cardiaco.
Los pacientes de ataque cardiaco con depresión también eran más propensos a experimentar retrasos en las pruebas diagnósticas y la atención, encontraron los investigadores.
"Algo interesante es que otros componentes del historial médico, como los factores de riesgo cardiaco tradicionales como la diabetes, fumar, la hipercolesterolemia y la hipertensión, no se asociaron con las puntuaciones de clasificación en los modelos. Sólo la depresión afectó la puntuación", escribieron la Dra. Clare Atzema, del Instituto de Ciencias Clínicas de Evaluación de Toronto, y colegas.
Esta baja prioridad asignada a los pacientes de ataque cardiaco con depresión podría deberse a que el personal del departamento de emergencias dé por sentado que los síntomas del paciente se relacionan con la ansiedad, en lugar de un ataque cardiaco, apuntaron los investigadores.
Anotaron que menos del diez por ciento de los pacientes que llegan a los departamentos de emergencias con dolor de pecho, falta de aire u otros síntomas de ataque cardiaco sufren en realidad de un ataque cardiaco. Por tanto, el personal busca otras posibles causas de los síntomas.
"Sospechamos que la clasificación errónea de estos pacientes no se debe a una discriminación intencionada del personal del departamento de emergencias, sino a que la mayor parte de [los profesionales de la salud] no está consciente de que los datos sugieren una relación entre la depresión y la enfermedad de la arteria coronaria", escribieron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista Canadian Medical Association Journal, que publicó la investigación.
Sugirieron que educar al personal podría resolver este problema.
FUENTE: Canadian Medical Association Journal. Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada