sábado, 14 de junio de 2014

INTERVENCIÓN EN CRISIS



1. HISTORIA
1.1 Crisis
Crisis (del latín crisis, a su vez del griego κρίσις) es una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución; especialmente, la crisis de una estructura. Los cambios críticos, aunque previsibles, tienen siempre algún grado de incertidumbre en cuanto a su reversibilidad o grado de profundidad, pues si no serían meras reacciones automáticas como las físico-químicas. Si los cambios son profundos, súbitos y violentos, y sobre todo traen consecuencias trascendentales, van más allá de una crisis y se pueden denominar revolución.

Las crisis pueden ocurrir a un nivel personal o social. Pueden designar un cambio traumático en la vida o salud de una persona o una situación social inestable y peligrosa en lo político, económico, militar, etc. También puede ser la definición de un hecho medioambiental de gran escala, especialmente los que implican un cambio abrupto. De una manera menos propia, se refieren con el nombre de crisis las emergencias o las épocas de dificultades

Una crisis es un estado temporal de trastorno y desorganización, caracterizado principalmente, por la incapacidad del individuo para abordar situaciones particulares utilizando métodos acostumbrados para la solución de problemas, y por el potencial para obtener un resultado radicalmente positivo o negativo

Crisis significa al mismo tiempo peligro y oportunidad

El modelo de intervención en crisis surge a partir de unos estudios sobre como las personas sufren y afrontan situaciones de catástrofe o de extrema tensión. Según Payne la intervención en crisis es "una acción clásica que consiste en interrumpir una serie de acontecimientos que provocan anomalías en el funcionamiento normal de las personas". Este modelo se basa en la psicología del yo, en la teoría del estrés, la teoría del aprendizaje, la teoría del rol y la teoría de la homeostasis (entre otras ).

La crisis es definida por Du Ranquet como: "estado de conmoción, de parálisis en una persona que sufre o ha sufrido un gran shock. Sobreviene cuando el estrés actúa sobre un sistema y requiere un cambio que se sitúa fuera del repertorio habitual de respuestas. La persona o la familia se encuentra ante un obstáculo que no pueden superar por sus propios medios"

La intervención en crisis en la etapa posterior al desastre se define como una técnica de intervención activa que restaura la capacidad del individuo para resolver la crisis y manejar la situación de estrés en la que él o ella se encuentra; es decir, proporciona asistencia a esta persona para que vuelva a poner en orden y a organizar su mundo.


1.2. Tipos De Crisis:

Caplan distingue dos clases de crisis: de desarrollo y accidentales. El crecimiento humano es el resultado es el resultado de haber enfrentado una serie de crisis. Como lo muestra Erik Erikson,el desarrollo de la personalidad acontece a través de una serie de etapas de crecimiento, cada una de las cuales presenta una tarea desafiante para el yo, y construye encima de los logros de esas tareas en fases anteriores. Las transiciones entre las diversas etapas son periodos de ansiedad incrementada y de crisis en las cuales las personas son a la vez impulsadas hacia adelante por fuerzas interiores de maduración y tironeadas hacia atrás por la seguridad de la etapa familiar.

Las crisis de desarrollo son normales en el sentido de que acontecen como parte integral de crecimiento de todos o de muchos. Entre ellas están el nacimiento, el destete, aprender a usar los artefactos del baño, el conflicto edípico, ir a la escuela, la adolescencia, dejar la casa paterna, completar los estudios, iniciarse en una profesión, comprometerse, ajustarse al matrimonio (o ajustarse a la soltería), el embarazo, la paternidad, la crisis de la edad madura, la perdida de los padres, la menopausia, la jubilación, la muerte del cónyuge, la muerte de los amigos y, a la larga, la muerte propia. Estas experiencias producen tensión y son ocasiones de crisis para una persona, en la medida en que proponen problemas para los cuales sus capacidades anteriores de enfrentar problemas son inadecuadas. Cada etapa de desarrollo y crisis es la ocasión para una variedad de oportunidades de cuidado y asesoramiento profesional.

Las crisis accidentales pueden ocurrir en cualquier edad, precipitadas por perdidas inesperadas de lo que uno considera fuentes esenciales para satisfacer sus necesidades. Las experiencias precipitantes incluyen todos los acontecimientos de la vida enumerados en la escala de Holmes-Rahe incluida más adelante, además de muchos otros, como, por ejemplo la pérdida de prestigio y respeto, un accidente o una intervención quirúrgica, una enfermedad mental o el alcoholismo, una deficiencia física, un embarazo no querido, un desastre natural como una inundación o un terremoto, o una calamidad social masiva tal como una guerra o una depresión económica. Las crisis también pueden ser detonadas por cambios aparentemente positivos, tales como n ascenso en el trabajo o la graduación en la universidad. Todos estos hechos  producen situaciones emocionalmente riesgosas.

“Las crisis acontecen en las personas más bien que a ellas”, pero tienden a suceder en situaciones de alta tensión y emocionalmente peligrosas.[1]


1.3 Crisis del desarrollo:

Las crisis del desarrollo son mas predecibles y sobrevienen cuando una persona va cumpliendo etapas en su vida desde la niñez a la senectud .Presentan una conducta indiferenciada y marcan un trastorno en el área intelectual y afectiva

·         Crisis del nacimiento e infancia
·         Crisis de la pubertad y adolescencia
·         Crisis de la primera juventud
·         Crisis de la edad media de la vida
·         Crisis de la tercera edad

1.4 Crisis circunstanciales:

Las crisis circunstanciales son inesperadas, accidentales y dependen sobre todo de factores
Ambientales.
Abarcan una alteración psíquica y de la conducta ante perdida o amenaza de perdida de los aportes básicos (físicos, psicosociales y socioculturales que están interrelacionados)

·         Separación
·         Perdidas
·         Muerte
·         Enfermedades corporales
·         Desempleo
·         Trabajo nuevo
·         Fracaso económico
·         Violaciones
·         Incendios

La crisis circunstancial tiene cinco características:

1) Es repentina: aparece de golpe.
2) Es inesperada: no puede ser anticipada.
3) Es urgente, pues amenazan el bienestar físico o psicológico.
4) Masiva: muchas crisis circunstanciales afectan a muchas personas al mismo tiempo (por ejemplo desastres naturales).
5) Peligro y oportunidad: la crisis puede desembocar en un mejoramiento o empeoramiento de la situación de la persona.


1.5 Polos De Las Crisis:

Plantea que las crisis son inherentes al desarrollo y se manifiestan en dos polos: positivo y negativo. La resolución de la crisis del lado positivo significará salud y corresponde al proceso de duelo; mientras que si se da del lado negativo significará enfermedad y corresponde al trauma.


1.6  Etapas Y Reacciones Frente A La Crisis:

Las crisis ocurren en una serie de etapas:
1) Se eleva la tensión al comienzo por el impacto del suceso externo.
2) La tensión aumenta más porque no se puede enfrentar la nueva situación con la norma habitual de conducta.
3) Al incrementarse la tensión, se movilizan otros recursos que pueden desembocar en varios resultados: reducción de la amenaza externa, éxito en el enfrentamiento con la situación, redefinición del problema, etc.
4) Si nada de lo anterior ocurre, la tensión aumenta hasta provocar una grave desorganización emocional.
-Las reacciones frente a una crisis pueden ser al comienzo dos: llanto o negación de la crisis.
El llanto puede conducir a la negación o a la intrusión. Esta última significa sentirse invadido por sentimientos de dolor, imágenes del impacto, pesadillas, etc.
La intrusión lleva a la penetración, proceso donde se expresan, identifican y divulgan pensamientos, sentimientos e imágenes de la experiencia de crisis. Implica definir problemas, tomar decisiones o aprender soluciones nuevas, movilizar recursos personales o externos, reducir efectos desagradables, etc. La penetración lleva la etapa final, que es la consumación, o integración de la situación de crisis dentro de la vida del individuo. La crisis puede dar como resultado un mejoramiento o un empeoramiento del sujeto.
1.7 Crisis Evolutivas

Crisis del nacimiento e infancia:

La crisis del nacimiento es la situación primera que el hombre al pasar de la protección uterina al medio al medio ambiente .Es por todos conocida la importancia del parto como acontecimiento fundante tanto de lo somático como de lo psíquico. La evolución de la vida humana tiene como punto de partida ese estado inicial en que la vida psíquica esta constituida por estados de origen cenestésico e impresiones producidas por estímulos externos, y la conducta es expresión del funcionamiento biológico y de la reacción a estos estados y estímulos.

En este momento del desarrollo, la vida afectiva esta profundamente enraizada en los procesos biologicos:hambre, sed, sueño, descanso, actividad, excreción, sexualidad.
A la vez necesita cariño, cuidado y respuesta a sus manifestaciones.
Los estados de tensión son la expresión psíquica de una necesidad, determinados estados troficos, tono de los músculos lisos o estriados, balance neurovegetativo, etc., tienen una expresión psíquica como sensación de displacer o dolor. La satisfacción de la necesidad y el alivio de la tensión engendran placer.
El hombre puede disminuir el mal sabiendo de donde procede. El niño no tiene este recurso. Su primer encuentro con el dolor es mas trágico y mas verdadero, le parece sin limite como su ser mismo.
En esta etapa, globalmente critica, es donde se suceden a su vez infinitas mini-crisis que van jalonando el crecimiento.
La ansiedad, es un fenómeno básico y normal de aparición temprana.El niño vive además los estados de ansiedad de la madre. Los siente a través de su actitud, de su tensión muscular cuando lo tiene en brazos, etc.
Según la edad y las condiciones, son esenciales los cuidados físicos de los cuales depende su supervivencia, el amor y la ternura que son indispensables estímulos para la vida y el desarrollo.

Infancia:

-La conflictiva edipica es una etapa esencialmente crítica y dedecisiva para el desarrollo posterior del psiquismo.Segun como se resuelva esta crisis se determinara la estructura de la personalidad.
-El período de escolaridad desde el jardín de infantes es crítico.
La separación de la madre y la incorporación al ámbito social ponen en juego todo lo vivido y elaborado anteriormente.
La escolaridades una etapa fundamental y critica. No se trata solamente de adquirir conocimientos sino, de encontrar el lugar donde se producirá el intercambio con sus pares
Así como el trabajo vértebra la vida del adulto la escolaridad organiza la vida del niño.

Crisis de la pubertad y de la primera adolescencia:

Este periodo intermedio entre la niñez y la adultez, supone por la celeridad y la Profundidad de los cambios producidos, orgánicos y psicológicos, una etapa de crisis. A esta edad el sentimientote no sentirse ni niño ni adulto es lo predominante. Durante esta etapa seria condición la "elaboración" de tres duelos para arribar a la madurez según lo teorizo
Arminda Aberasturi:

Los duelos:
1-por el cuerpo infantil
2-por la identidad y el rol infantil
3-por los padres de la infancia

El cuerpo infantil

Se dan en la pubertad cambios importantes e inevitables en el cuerpo, tales como la activación de ciertas hormonas necesarias para el desarrollo sexual, trayendo como consecuencia el desarrollo de las características sexuales primarias(los genitales) y secundarias(crecimiento del vello, cambio de voz, etc).Cambios a los que se suman los del crecimiento en general.
El cuerpo al niño le cambia muy rápido; su mente aún infantil comienza a tener un cuerpo adulto.
Las exigencias sociales de hoy dificultan este pasaje aún mas, es difícil que el adolescente pueda desarrollar una mentalidad adulta, ya que la sociedad tiene como interés sostener un modelo ideal de cuerpo joven y atlético, viéndose así el joven tomado como un ideal que no es y está muy lejos de poder sostener, pero ¿Cómo renunciar a eso que es el más preciado tesoro de los adultos?

La identidad y el rol infantil

El niño tiene una relación de dependencia necesaria con los padres, ellos deben hacer cosas que él no puede y el niño acepta esto, por lo general, de modo espontáneo. En el adolescente esta situación es dilemática ya que no puede mantener la dependencia infantil, pero tampoco puede sostener la independencia adulta,"para algunas cosas es chico y para otras es grande".
La tendencia a moverse en grupos con sus pares suele ayudarlo a resolver esta disyuntiva donde los padres están a cargo de las obligaciones y responsabilidades y el grupo acreedor de los beneficios. De esta manera, el mismo no tiene nada que ver con nada y los responsables son los demás.
Se describe así una etapa necesaria y transitoria, ya que posteriormente el adolescente comenzara a funcionar con las características grupales, lo que le brindara una mayor estabilidad sostenida en la identificación con el grupo. Seguirá así hasta reconstruir un mudo propio de valores y normas, hasta lograr la independencia (aunque esto también puede verse dificultado por factores sociales).

Los padres de la infancia

El niño ve a sus padres como figuras omnipotentes, ellos lo pueden todo, el adolescente comienza a notar sus debilidades, sus falencias, puede percatarse de que no serán eternos, de que envejecerán, pero ¿puede aceptarlo?
Una de las maneras de elaborar este duelo es proyectando estos padres ideales en otros ídolos, maestros, actores, deportistas, etc.

Crisis de la primera juventud:

La primera juventud o adultez temprana podemos decir que comienza alrededor de los veinte años y se extiende hasta alrededor de los cuarenta años, se caracteriza por ser la etapa en la que se concretarán o no, los proyectos de los años previos.
Fase de importantes cambios sociales en los ámbitos de la vida profesional y familiar. La vida del individuo gira en torno de dos polos fundamentales:

- El trabajo
-Y la familia (formación de la pareja, eventual matrimonio y la llegada de los hijos).
Es una fase en la que se hace especialmente presente la tensión entre la concepción de lo joven y lo viejo


Trabajo:

La obtención del primer trabajo es una motivación de primer orden, no solamente por el ingreso económico, lo que ya es mucho decir ,sino por que significa la afirmación de la identidad individual mediante el ejercicio de una actividad. Esto permite asociarse a una forma de vida distinta a de la del estudiante que depende de su familia y diferente de la del desempleado que sobrevive en medio de privaciones. Trabajar debiera constituir la conclusión del largo proceso anterior de socialización durante el cual la preparación en la familia y en la escuela han sido en buena medida, preparación para el trabajo
La incorporación al trabajo está lejos de ser una transición sin obstáculos debido a la escasez de posibilidades si no también a la dificultad de encontrar el trabajo deseado, para el cual se ha venido preparando y con el cual en el mejor de los casos, identifica sus aspiraciones.
Por otra parte, debido a la supuesta falta de experiencia y capacitación laboral que se supone que tiene, quienes tienen la suerte de encontrar un primer empleo suelen ser objeto de diversos tipos de discriminación, pese a que sus tareas sean a veces las mismas que ejecutan empleados de mayor edad y antigüedad
La búsqueda de trabajo es una tarea difícil y azarosa que no siempre se corona con éxito.
Recién terminada la etapa de preparación al terminar la escuela secundaria, el terciario o la universidad donde ocupaban un lugar y tenían su tarea que cumplir y donde eran conocidos, los jóvenes que no encuentra ese esperado primer empleo hallan su primer desempleo, situación para que nadie los prepara. Con el desempleo y con la marginalización y resentimiento esto supone se inicia una etapa de crisis de los valores sociales y culturales anteriormente asimilados .Este "bautismo" es una experiencia desafortunadamente cotidiana y frecuente hoy en día, sobre todo en nuestro país.
El acceso al trabajo puede depender mas de la suerte, de las circunstancias familiares y de los contactos que de la preparación personal. En otros casos, la posesión de un diploma o de una sólida experiencia práctica resulta ser el pasaporte adecuado


Familia:

Otro aspecto relevante en la vida en esta etapa es la formación de la pareja, eventualmente el matrimonio y la llegada de los hijos. Debido a las fuertes presiones y cambios sociales de nuestra época, el tema de la pareja a tomado una nueva auge. Se habla de crisis de la pareja, de crisis del matrimonio, de la crisis de la familia y en definitiva de crisis de la las instituciones. Es indudable que se ha producido un desajuste entre el modelo tradicional
conyugal-familiar y las exigencias del entorno en que se inserta ,por lo que no ha de extrañar que, formar y sostener una familia constituyen disparadores de crisis en esta etapa de la vida



Crisis de la edad media de la vida:

Podemos considerar que desde los cuarenta y hasta los sesenta transcurre este periodo caracterizado por ser un periodo de máximo rendimiento y productividad. Donde se adquiere experiencia, con la experiencia se logra una mayor integración del conocimiento.
La eficiencia se relaciona con la experiencia.
Hay cambios en diferentes ámbitos de la personalidad; estos cambios enfrentan a una CRISIS al final de la adultez media.
Se produce una reorganización o reestructuración de la identidad:

·         Redefinición de la imagen corporal (rollos, canas, calvicie, etc.)
·         Redefinición de las relaciones con los padres, los hijos y la pareja
·         Evaluación de los planes que se proyectaron desde la adolescencia
·         Reconocimiento de que queda poco por vivir, lo que genera cuestionamientos acerca de lo que se ha hecho y lo que queda por hacer
·         Los cambios ponen a prueba la madurez de la personalidad.
·         Crisis  reestructuración  nueva posibilidad de madurez y desarrollo.

Cambios biológicos y físicos:

·         Aparecimiento de canas, calvicie, sequedad cutánea (arrugas)
·         Disminución de la fuerza muscular y de la velocidad de reacción
·         Acumulación de tejido adiposo en determinados sectores del cuerpo

Estos cambios no implican una pérdida de las funciones, sino que estas disminuciones implican la generación de cambios en los hábitos de vida.
Físicamente, en la mujer se vive la menopausia (45-50). Andropausia en los hombres.
Todos estos cambios generan mucha angustia y duelo por el cuerpo joven. Se convierten en una gran herida narcisística. Refuerzan la conciencia de la vejez y la muerte próxima.
Se espera la aceptación de la nueva imagen física, que los cambios sean integrados a la personalidad.

Ámbito laboral: se perciben limitaciones de los proyectos personales hacia atrás y hacia el futuro ("queda poco tiempo"). Se teme a la competencia de las generaciones nuevas. Al hacer la revisión, el adulto medio toma conciencia de cuáles son las metas que se realizaron y cuáles no. Qué proyectos me gustaría realizar. Llevar a cabo estos planes y proyectos.

Relaciones emocionales: se redefinen las relaciones con:
Padres: envejecimiento de ellos. Se produce un cambio de rol (los hijos toman el rol que antes correspondía a los padres). Significa aceptar que son débiles, vulnerables y que se pueden morir en cualquier minuto. Aumenta el sentimiento de vulnerabilidad personal.
La inversión de roles implica desarrollar una herida narcisística por la identificación con los padres que ya no están bien. Se genera una ofensa al yo al identificarme con alguien que está declinando.
Hijos: relación más horizontal y simétrica. El padre debe promover la autonomía y la independencia de los hijos. Funciones fundamentales: orientar y guiar, respetando la autonomía.
Crisis edad media: enfrentar la posibilidad de ser superado por los hijos. Asusta por la "pérdida del rol". También se sufre al saber que ya no son fuente de identificación de los hijos; ellos reconocen defectos y critican abiertamente. Lo más sano sería ser capaz de aceptar y sentirse gratificados por el proceso de autonomización de los hijos.
Además, deben tolerar ser objeto de evaluación.

Pareja: se requiere un reordenamiento de la vida matrimonial, por el fenómeno del nido vacío. Ahora se pueden abordar temáticas que antes no se podía por dedicación a los hijos.
Surgen conflictos que estaban latentes a lo largo de la vida de la pareja que no se habían resuelto por alguna razón. Pasar más tiempo juntos produce dificultades en la relación diaria, se requiere un sistema diferente que permita un acomodo real.
La pareja constituye una fuente de aceptación de los cambios corporales.
En el ámbito sexual: el juego de seducción es diferente, el coito también. Se generan procesos de adaptación, ajuste a cambios biológicos normales.
Dentro de la revisión de la crisis se concluye que la pareja comparte todo un pasado común que permite la proyección de la vejez en conjunto, lo que da tranquilidad a la pareja.
Estos signos cambian la perspectiva del tiempo, aparece la conciencia de la muerte personal. Se genera una adaptación en la proyección de metas, haciendo un análisis de los proyectos pasados y futuros.
Esto se plantea como una crisis normativa. Se da una mejor comprensión en todos los ámbitos por la inversión de roles. Esta crisis favorece la integración.
Se plantea el segundo proceso de individuación. Se aceptan mayores aspectos de la personalidad y, por otra parte, nos preparamos para la muerte.

Crisis: generatividad v/s estancamiento

La virtud que surge de esta crisis es el cuidado por los otros.
Generatividad: apoyar a las nuevas generaciones. Se expresa a través del ejercicio de roles. Enseñar, instruir, transmitir valores. Comprometerse a mejorar las condiciones de vida para las generaciones venideras. Se relaciona con la trascendencia (dejar algo).
De la generatividad emergen recursos: reparar, integrar amor y odio, sublimación, reconocer las propias limitaciones y aceptar lo inevitable de la muerte.
Sólo podemos ser generativos en la medida que hemos superado la reestructuración de la personalidad, aceptar la muerte propia. Implica hacer un duelo por el pasado y por las capacidades que se van perdiendo.
Estancamiento: incapacidad de preocuparse por el otro. Se produce por no haber resuelto crisis anteriores o la actual, lo que impide el desarrollo y fortalecimiento del yo (ejemplo: alguien a quien le cuesta aceptar su proceso de envejecimiento, no facilita nada a las generaciones nuevas).
Se puede manifestar en la elaboración de metas no realistas (por tiempo, plata, capacidades, etc.). La energía se puede orientar mucho a la pseudo-intimidad. Se evita tomar conciencia de la verdad.

Crisis De La Tercera Edad:

En la vejes que podemos decir que se desarrolla apartir de los sesenta años se manifiestan una serie de cambios en lo físico, psíquico, y social que dan lugar a la crisis de la vejes.
-En lo físico los cambios son: disminución de la capacidad de adaptación a los esfuerzos; cambios a nivel del sistema nervioso central; cambios a nivel sexual.
Hay que saber leer y decodificar que a partir de quejas en lo físico, de lo que en realidad se estar quejando, es de aspectos psicosociales.
-En lo social, la merma de vínculos e interacciones con compañeros al producirse la jubilación trae aparejados cambios en lo económico. Todo esto produce un fuerte impacto en lo psicológico creando un estado de disminución de la autoestima , con gran inseguridad y extrañeza en su identidad. Se establece así un estado de desconocimiento personal, y donde antes "todo lo podía y emprendía "ahora todo esta cambiado; desde adentro y desde afuera de donde le devuelven una imagen desvalorizada porque ya no lo ven como antes. Ahora esta debilitado.
-En lo psicológico es un momento en el cual las pérdidas ocupan la primera escena, fundamentalmente la de la juventud.
Además, en este periodo aparece el limite de la vida como mas preciso. No es que se va a morir ya, si no que a partir de aquí puede pensar en cifrar en un numero de años su existencia.
Estos son los elementos psicológicos que hay que elaborar: las perdidas anteriores y aun la de la vida .Recién una vez que esto pudo ser procesado, se recupera la energía psíquica para insertarse en la vida. Es aquí cuando aprese una función psicológica que va a servir para aceptar y adaptarse a estos cambios. Esta función es la reminiscencia. Esta función que puede ser vista como negativa, en realidad denota salud mental, va a permitir el reciclaje del pasado , con lo que se refuerza la identidad y la autoestima. También tiene una función de comunicación con los que los escuchan para mostrar su valía, la estima que era objeto en su trabajo y con sus amigos. Y también la posibilidad de comunicar sus experiencias vividas.
Otro tema importante que hay que remarcar es el de las dificultades en la audición, por que marca el comienzo del aislamiento, que puede desembocar en la desintegración mental y psicológica, por lo cual es importante intervenir en este tema.


1.8 Crisis Circunstanciales:

Desempleo:
El proyecto laboral constituye una parte sustancial del proyecto de vida, e inserta socialmente a los individuos. Su contracara es el desempleo, que margina y genera profundas crisis personales, con una carga de tensiones y violencia de efectos impredecibles.
-Desempleo y crisis vitales
En todos los casos, los miembros del grupo que participan de la experiencia manifiestan una crisis vital significativa como consecuencia de la supresión brusca del empleo.
La desocupación, constituye un impacto generador de una crisis individual que incrementa el sentimiento de incertidumbre referido al futuro.
-Desempleo y su impacto en la sociedad

El trabajo mediatiza la relación de los individuos con la sociedad. Así como el individuo se siente tratado en el trabajo, siente que lo trata la sociedad, porque el concepto de sociedad es demasiado global y abstracto para la experiencia individual. De ese modo, la desocupación vulnera los lazos de continencia que los individuos tienen -a través del trabajo- con la sociedad. La alienación, ansiedad, desesperanza y sospecha que esta situación genera en la gente traen aparejados fenómenos disruptivos generalizados, y determinan el incremento de la violencia y el delito. El sistema democrático mismo está
expuesto al riesgo de crisis por la pérdida de la confianza en que se había depositado en él.

-Desempleo y sus respuestas individuales

a) Está la gente que se adapta a partir de una mayor capacidad de reacción". Son aquellos que asimilan la pérdida a un reto que reactiva la capacidad de respuesta rápida. Para ellos, el reto representa un desafío estimulante: destacan los aspectos positivos y las oportunidades que conlleva el contexto turbulento, y las deslindan, tratando de no dejarse capturar por la sensación de amenaza y el duelo por la pérdida.
b) La segunda de las formas adaptativas está contenida en la siguiente descripción: "Está la gente que se cerró, que construyó una pared, se quedaron en inversiones muy seguras de escaso riesgo... Para ellos el país y lo de afuera es algo hostil y no buscan dar un paso más allá de su hábitat conocido".
c) Finalmente, están aquellos para quienes nada cambió. No se cerraron ni se adaptaron, directamente se negaron a los cambios externos o no los registraron. Prosiguieron habitando un mundo de fantasía y las reglas continuaron siendo las mismas.


Análisis Personales Y Conclusiones En Sintesis:

Haciendo un repaso breve de los temas analizados en la monografía me parece importante destacar ciertos puntos, tales como:
-Tener presente que crisis no es sinónimo de algo negativo, que si bien puede resultar en algo negativo, los momentos de crisis son momentos que sirven para que crezcamos y desarrollemos nuestro interior.
-La exigencia que ejercen los medios de comunicación y la sociedad de consumo a través de sus falsos ideales, ejerciendo presiones a los distintos grupos erarios
-La crisis producida por el desempleo la elegí -entre las crisis circunstanciales por sobre las otras- para tratarla acá dado que es un tema que nos toca muy de cerca de todos los argentinos hoy en día


1.9 Naturaleza Y Dinámica De La Crisis

El psiquiatra Geral Caplan ha provisto: todas las profesiones de ayuda con valiosas herramientas conceptuales para comprender la psicodinamica de la crisis. En su obra Principios de psiquiatría preventiva señala que todos enfrentan constantemente situaciones que demandan una actividad para resolver problemas.
Normalmente el desequilibrio o tensión que causan los problemas se reduce rápidamente mediante el empleo de habilidades familiares.
La crisis acontece dentro de las personas cuando sus habilidades corrientes destinadas a solucionar los problemas resultan ineficaces, permitiendo  así que la tensión de una necesidad no satisfecha se incremente sin cesar.
La tensión brota de la carencia de satisfacción de alguna necesidad fundamental, física o psicológica.

Caplan delinea cuatro fases características en el desarrollo de una crisis personal:

1) El problema (estimulo) causa tensión en el mecanismo que moviliza las respuestas habituales de la persona para resolver los problemas.

2) El fracaso de esas respuestas y la permanencia de la necesidad no satisfecha producen perturbaciones interiores que incluyen sentimientos de ansiedad, confusión, culpa, ineficacia y un cierto grado de desorganización del funcionamiento.

3) Cuando la tensión del problema aparentemente insoluble sobrepasa un cierto umbral, se transforma en un estimulo poderoso para la movilización de recursos adicionales para enfrentar crisis:

“El individuo apela a sus reservas de fortaleza y de mecanismos de emergencia para resolver problema. Puede ser que gradualmente defina el problema de una nueva manera, de modo que pase a estar al alcance de una experiencia previa. Aspectos del problema que fueron descuidados pueden ser que ahora sean visualizados, con la consiguiente vinculación con técnicas y capacidades accesorias para resolver los problemas que antes habían sido dejados de lado como irrelevantes. Puede haber una renuncia activa y un abandono de ciertos objetivos como inalcanzables. Puede explorar, mediante el ensayo y el error, ya sea por la acción o por el pensamiento abstracto, qué caminos están abiertos y cuáles están cerrados”

De esta manera, el problema puede solucionarse o evitarse por renuncia. El asesoramiento de crisis se propone ayudar a las personas en esta tercera etapa estimulándolas a movilizar sus capacidades latentes para enfrentar la crisis.

4) Si el problema no es resultado, la tensión interior de las necesidades insatisfechas aumentan hasta que alcanzan otro umbral: el punto de ruptura cuando una desorganización personal mayúscula (psicológica, psicosomática, interpersonal o espiritual) tiene lugar


2. TIPOS DE INTERVENCIÓN EN CRISIS

La intervención en crisis o sus técnicas de intervención dependerán directamente del tipo de crisis por la que la persona o personas estén pasando, así como la etapa de la crisis por la que este atravesando.

La ayuda en crisis y pérdidas tiene tres aspectos, el asesoramiento informal en la crisis, el asesoramiento formal a corto plazo (1-5 sesiones) en la crisis, y el asesoramiento y terapia a largo plazo para ayudar a las personas a reparar las causas psicológicas y /o las consecuencias de crisis graves.

Las personas que pasan por una crisis a menudo oscilan  entre la necesidad de un cuidado de apoyo y la necesidad de recibir asesoramiento para la crisis al tener que tomar difíciles decisiones.

El asesoramiento a corto plazo en la crisis, sea formal o informal, es necesario para las personas que pueden movilizar sus recursos para enfrentarla más rápidamente, y manejar sus crisis más constructivamente con alguna ayuda para ponderar la realidad y diseñar enfoques más eficaces de la nueva situación creada por la crisis.

El asesoramiento formal a largo plazo es necesario para las personas traumatizadas e inmovilizadas por pérdidas abrumadoras o por crisis múltiples, que se hallan incapacitadas para enfrentar la crisis sin una ayuda terapéutica.

Los sentimientos de pesar son parte de todos los cambios, transiciones y crisis importantes de la vida. En la mayoría de las crisis y pérdidas, hay ansiedad por separación, sentimientos de confusión de identidad y la necesidad de desarrollar nuevas maneras de satisfacer las necesidades.


2.1 INTERVENCIÓN DE PRIMER ORDEN

Su objetivo principal es dar la primera ayuda psicológica es restablecer el enfrentamiento inmediato, las crisis de la vida se caracterizan por un trastorno de las habilidades para la solución de problemas y enfrentamientos adecuados anteriores, la persona en crisis se siente sencillamente incapaz de tratar las circunstancias abrumadoras confrontadas en ese momento



2.1.2 Campos De Aplicación

La finalidad primordial del ayudante es ayudar a la persona, a que tome las medidas concretas hacia el enfrentamiento de la crisis, que incluye el manejo de los sentimientos o componentes subjetivos de la situación e iniciar el proceso de solución.

Existen tres campos donde se orienta la actividad del ayudante:

2.1.2.1  Proporcionar Apoyo

Es el rimero y descansa sobre la premisa de que es mejor para las personas no estar solas al soportar preocupaciones extraordinarias agobiantes.

Uno de los aspectos más humanos de la intervención, es dar apoyo a ayuda a la gente cuando la presión esta al máximo, concretamente, significa permitir que la gente nos hable, brindando cordialidad y preocupación, también significa renovar fuerzas para la gente que está consciente solo de su propia debilidad durante la crisis.


2.1.2.2 Reducir La Mortalidad

Es el segundo de los campos de aplicación se dirige a salvar vidas y prevenir lesiones físicas durante la crisis. No es poco común, que algunas de las conductas conduzcan a una lesión  física (maltrato) o aun la muerte (suicidio y homicidio) en especial en una sociedad donde la violencia es parte de la vida diaria.

Es decir el sub objetivo critico de la primera ayuda psicológica, entonces es tomar medidas para reducir las posibilidades destructivas y controlar la situación



2.1.3  Proceso De La Primera Ayuda Psicológica Durante Una Crisis

1.
Suceso precipitante
Deberá determinarse el suceso que inicie la crisis o la manifieste en tiempo, espacio e involucrados
2.
Contacto psicológico
Este es el momento en que el paciente determina su imposibilidad de solucionar por su cuenta el problema y decide acudir en búsqueda de ayuda.
3.
Problemas inmediatos
Se deberá identificar los problemas más inmediatos desencadenados por el aparecimiento de la crisis tanto en el ámbito personal como social, buscándoles la solución más favorable.
4.
Problemas a dirigirse después
Se identificara los problemas a sucederse a plazo mediano y largo identificando los factores desencadenaste y buscando soluciones. 
5.
Énfasis sobre las preocupaciones inmediatas.
Hay que centrarse en la solución de los problemas de consecución inmediata.
6.
Posibles soluciones
Una vez identificados los posibles factores y variables que desencadenaron la crisis es necesario el planteo de posibles soluciones acordes a la realidad del paciente
7.
Enfoque
Continuar el trabajo hacia el centro de los problemas hasta sus fragmentos más pequeños, examinando las posibles vías para cada uno
8.
Consejo
Brindar diferentes opciones sobre la posible solución de los problemas de ser posible basados en la misma conversación emitida por el paciente o apegada a sus ideas de conducta habitual
9.
Confrontar obstáculos
Determinar los posibles factores que podrían causar conflicto en la solución de los problemas enfrentándolos de manera consciente
10.
Contrato para actuar
Se determina pautas procesos pasos a seguir tomando conciencia de que son necesarios para la superación de la crisis






2.1.4  Control De Logros

a)      El control de logros se hable previo el convenio de hablar entre si por teléfono por periodos determinados, una vez satisfecha la condición de seguimiento en la primera ayuda psicológica, el acuerdo en éste proporciono el enfoque a tomar el día siguiente, mostrando continuo interés en el problema incorporando enlaces de retroalimentación.
b)      La mortalidad permanece baja previniendo la necesidad de una acción directiva.
c)      El enlace a los recursos de ayuda se realiza a través de la referencia al centro de orientación, el enlace que ofrece la asistencia de hecho facilita el enfrentamiento, no se puede juzgar hasta algún tiempo después.



2.1.4.1 Cinco Componentes De La Primera Ayuda Psicológica

Componentes
Ayudante de la conducta
Objetivo
1. Hacer contacto psicológico
Invitar al paciente a platicar;
Estar atento a hechos y sentimientos;
Resumir/ reflejar hechos y sentimientos;
Declaración de empatía;
Comunicar interés;
Tocar/ tomar físicamente
Proporcionar “control de calma” a una situación intensa
Hacer sentir al paciente escuchado, comprendido, aceptado y apoyado
Intensidad de la angustia emocional reducida
Capacidades para la solución de problemas reactivados.
2. Examinar las dimensiones del problema
Preguntar por:
Pasado inmediato;
Suceso precipitante;
Funcionamiento CASIC de la pre crisis (fuerzas debilidades)

Presente:
Funcionamiento CASIC del presente (fuerzas debilidades)
Recursos personales (internos);
Recursos sociales (externos);
Mortalidad
Futuro inmediato:
Decisiones inminentes “esta noche, fin de semana, próximos días semanas”
Orden de rango:
  1. Necesidades inmediatas; y
  2. Necesidades posteriores
3. Examinar las soluciones posibles
Preguntar al paciente lo que ha intentado hasta ahora;
Explorar lo que puede/ pudo hacer ahora;
Proponer otras alternativas: nueva conducta del paciente; redefinición del problema; ayuda externa (3ra reunión) cambio ambiental.
Identificar una o más soluciones a necesidades inmediatas y posteriores.
4. Ayudar a tomar una acción concreta
Ver más abajo
Implementar soluciones inmediatas intentadas al encontrar necesidades inmediatas.
Acción concreta: Ayudante de la conducta
Si (a) La mortalidad es baja y (b) la persona es capaz de actuar en su propio beneficio, entonces

Actitud facilitadora
“hablemos”;
“Actúe”; y
El convenio para la acción es entre el ayudante y paciente

Rangos desde el escuchar activo hasta dar consejos
Si (a) la mortalidad es alta o (b) la persona no es capaz de actuar en su propio beneficio, entonces

Actitud directiva
“Hablemos”;
“Puedo actuar en su beneficio”; y
El convenio para la acción puede incluir a la familia y otros recursos comunitarios.

Rangos desde la movilización de recursos de modo activo hasta controlar la situación

5. Seguimiento
Identificar información segura;
Explorar posibles procedimientos de seguimiento;
Establecer el contrato por el re-contacto
Asegure la retroalimentación de los tres sub-objetivos de la primera ayuda psicológica:
Apoyo recibido;
Mortalidad reducida;
Enlace con recursos consumados
Establecimiento de la fase siguiente en movimientos:
Soluciones posteriores;
Si (a) las necesidades inmediatas se encontraron por soluciones inmediatas y acción concreta tomada, y  si (b)  el enlace para necesidades posteriores se realiza, entonces deténganse. Si no, regrese a la Etapa “ (Dimensiones del problema) y continúe



2.2 INTERVENCIÓN DE SEGUNDO ORDEN TERAPIA MULTIMODAL EN LA CRISIS


Esta recoge al paciente donde la terapia de primera ayuda psicológica lo deja de ayudar en el proceso de reconstrucción de su vida, basados en los puntos alcanzados en la primera ayuda psicológica.

Es necesario desarrollar un proceso de enfrentamiento mucho más amplio que en la primera parte, requiriendo más tiempo y un mejor nivel de entrenamiento del terapeuta, recordando que no todos los que sufren crisis necesitan terapia para resolverla, muchos solo necesitan un adecuado consejo, o conocimiento previo


2.2.1 Campo de aplicación  Cinco Sub Sistemas De La Persona: Un Perfil CASIC


Variables/ subsistemas
Conductual
Patrones de trabajo, juego, pasatiempo, ejercicio, dieta (Hábitos alimenticios y de debidas), conducta sexual, hábitos de sueños, uso de drogas o tabaco; presencia de cualesquiera de las siguientes: suicida, homicida o  actos agresivos
Métodos de enfrentamiento acostumbrado con estrés
Afectiva
Sentimientos sobre cualesquiera de las conductas mencionada; presencias de sentimientos como ansiedad, cólera, alegría, depresión, etc.; afectos apropiados a las circunstancias de la vida. ¿los sentimientos se expresan u ocultan?
Somática
Funcionamiento físico general, salud

Presencia o ausencia de tics, dolores de cabeza, malestares estomacales y cualquier otra afección somática; estado general de relajamiento/ tensión; sensibilidad de la visión, tacto, gusto, olfato, oído.
Interpersonal
Naturaleza de la relaciones con la familia, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, fuerzas interpersonales y dificultades; cantidad y frecuencia del contacto con amigos y conocidos; papel asumido con diversos íntimos (pasivo, independiente, líder, co-igual); estilo en la resolución del conflicto  (asertivo, agresivo, introvertido); modo interpersonal básico (compatible, suspicaz, manipulador, explotador, sumiso, dependiente)
Cognoscitiva
Sueños actuales de día y noche imágenes mentales del pasado o futuros; autoimagen; propósito de vida y razones de su validez; creencias religiosas, filosofía de la vida; presencia de cualesquiera de lo siguiente: catástrofe, sobregeneralización, delirios, alucinaciones, dialogo interno irracional, racionalizaciones, ideación paranoide; actitud general (positiva / negativa) hacia la vida
2.2.2 Proceso De Intervención De Segundo Orden Terapia Multimodal En La Crisis


Sea que los clínicos cuenten exclusivamente con la entrevista o incluyan cuestionarios, es importante que la información se obtenga de cada una de las áreas siguientes:

  1. Suceso precipitante: es primordial conocer lo que paso para desencadenar la crisis. Habría un suceso más importante como la muerte inesperada de un ser querido, o fue la “última gota” de alguno de ellos, un incidente menor que ocurrió después de la acumulación de tensiones como el cambio a una nueva comunidad.
  2. Problema presente: en esencia esto es un resumen en el momento de la referencia sobre el trastorno que trae el paciente a la terapia, que se espera de la terapia, como describe la dificultad ahora.
  3. Contexto de la crisis: al explorar el contexto de la crisis, es importante determinar su efecto sobre la familia o el grupo social inmediato.
  4. Funcionamiento conductual, afectivo, somático, interpersonal y cognoscitiva de la pre crisis: es necesaria una breve historia del desarrollo, a fin de apreciar totalmente la desorganización y desequilibrio que sigue a un suceso precipitante particular, sea sólo un golpe grave como la pérdida de un  ser querido, o la “última gota” relativamente menor después de la acumulación de tensiones.
  5. Funcionamiento CASIC de la crisis: nuestro propósito principal es determinar el impacto del suceso precipitante en las cinco áreas del funcionamiento del individuo, la teoría de la crisis propone dar atención particular a las dimensiones claves en cada una de estas modalidades:

Conductuales:

  • Que actividades se han afectado por el suceso de crisis.
  • Cuales áreas no se han afectado.
  • Que conductas se incrementaron o posiblemente  reforzaron
  • Que estrategias de enfrentamiento se han incrementado y cuál fue el éxito o fracaso relativo de cada una.

Afectivas:

  • Como se siente el paciente por las consecuencias del suceso de crisis
  • Se expresan los sentimientos o se ocultan
  • El estado afectivo proporciona alguna orientación hacia la etapa de enfrentamiento de la crisis.

Somática 

  • Hay trastornos físico relacionados con el suceso  de crisis, son estos  una reactivación de dificultades anteriores o totalmente nuevas.
  • Si la crisis se deriva de una perdida física (perdida de un miembro del cuerpo, cirugía, enfermedad), cual es la naturaleza exacta de la perdida y cuales son sus efectos.

Interpersonal

  • Impacto de la crisis de la personalidad sobre el mundo social inmediato de la familia y amigos.
  • Sistema social actual y apoyos
  • Que tan bueno es utilizar la ayuda de la familia y amigos que está disponible
  • Actitud interpersonal asumida durante el momento de la crisis


Cognoscitiva

  • Expectativas o propósitos de vida violados por el suceso de crisis
  • Rumiaciones actuales o pensamientos intrusivos
  • El significado del suceso precipitante en la vida total.
  • Presencia de “deberías” como debería haber sido capaz
  • Patrones de pensamiento ilógico como resultado inevitable
  • Patrones actuales de dialogo interno
  • Sueños de día y noche
  • Imágenes de ruina inminente
  • Fantasías destructivas


2.2.3 Control De Logros

En el seguimiento, sea después de algunas semanas de la terapia en crisis, a seis meses, uno o más años después, algunas variables claves necesitan estimarse. La evaluación incluye más que la simple verificación del estado de cada una de las modalidades  de la personalidad o subsistemas, aunque es donde se inicia la valoración del seguimiento. Deseamos observar a la persona completa, que, según la psicología gestáltica, es más que la simple suma de las etapas de cada uno de los cinco subsistemas. Se dirigen a varios problemas.

  1. Habrá un regreso al equilibrio y reorganización de los subsistemas de la personalidad. De qué manera y con que ganancia y perdidas, la reorganización ha ocurrido en dirección a la confianza al futuro, o la persona ha reordenado la vida por el retiro de las actividades de las misma, la reducción en el efecto desagradable sucedió a través del icremento del dominio cognoscitivo de la situación o por el establecimiento en una perspectiva de vida estrecha.
  2. Desde el momento en que el estado de crisis es causado por un trastorno en el enfrentamiento necesitamos evaluar el alcance de cuales capacidades de enfrentamiento se han recobrado
  3. A que alcance los problemas no resueltos de cualquier pre crisis se han enfrentado o terminado en el seguimiento, la teoría de la crisis argumenta que el suceso de crisis pudo precipitar previamente los problemas  de la personalidad no resueltos, en el seguimiento tenemos la posibilidad de la verificación de la resolución de estos problemas.
  4. El suceso se a integrado a la estructura de la vida, a que alcance el suceso de crisis ha tomado su lugar a lo largo de otros sucesos de la vida, ya no requiriendo atención intensa.
  5. La persona está dispuesta a enfrentar el futuro, dotada y lista para trabajar y relacionarse con otros.


2.3 Análisis Transaccionales (AT) Y El Asesoramiento En Caso De Crisis

El Análisis Transaccional es una teoría de la personalidad y de las relaciones humanas con una filosofía propia que, en la actualidad, se aplica para la psicoterapia, el crecimiento y el cambio personal u organizacional en numerosos campos. Sus conceptos se expresan por medio de un vocabulario sencillo y original buscando ante todo la comprensión de los fenómenos por parte de todos (profesionales y clientes). Sus modelos de análisis son universales. Sus explicaciones son intencionadamente fáciles y próximas a las vivencias inmediatas de las personas[2]

A nivel profundo, busca facilitar el abandono del guión psicológico que decidimos en la infancia bajo la influencia de las figuras parentales y de autoridad, pero que fue necesario para sobrevivir y que podemos aún estar siguiendo de forma inconsciente. Al dejar el guión, dejamos también de jugar los juegos psicológicos que lo refuerzan, pudiendo entonces usar integradoramente nuestra capacidad de pensar, sentir y actuar, al servicio de un vivir saludable.[3]
Además de psicoterapia, el Análisis Transaccional es aplicable en crecimiento personal, educación, enfermería, trabajo social, desarrollo organizacional y en otras actividades en las cuales las personas interactúan entre sí.


Filosofía y principios del Análisis Transaccional

"Todos nacemos bien. Eric Bene decía: todos nacemos príncipes y princesas. Todos tenemos un cierto potencial humano que podemos desarrollar. Yo soy responsable de mi vida y decido, para bien o para mal, lo que es bueno para mi y lo que hago con ella. Todo el mundo (con sólo algunas excepciones, como los graves daños cerebrales) tiene la capacidad de pensar.
La gente decide su historia y su destino, y estas decisiones se pueden cambiar. En resumen, todos podemos cambiar en pos de la autonomía y tenemos los recursos necesarios para hacerlo.


2.3.1 Los Campos De Aplicación:

El análisis transaccional es un sistema de psicoterapia individual y social que se engloba dentro de la psicología humanista propuesto por el psiquiatra Eric Berne en los años 1960, El análisis transaccional propone una metodología y unos conceptos básicos expresados en un lenguaje sin los tecnicismos abstractos que predominan en otras teorías psicológicas. Pretende ser un modelo profundo, con técnicas para facilitar la reestructuración y el cambio personal. Su fácil integración con otras disciplinas de las ciencias humanas y sociales, le ha dado una gran difusión mundial dentro del entorno humanista, laboral y de la auto-ayuda.

El Análisis Transaccional se utiliza principalmente en:

- Psicoterapia: individual, de pareja, de familia, en grupo.
- Orientación (Counselling): personal, familiar, relacional, vocacional, etc.
- Empresa y organizaciones: consultoría, desarrollo organizacional, cultura organizacional, trabajo en equipo, dirección de personas, comunicación, etc.
- Trabajo social: exploración de recursos, apoyo y orientación social, integración y marginación, reinserción social, etc.
- Relación de ayuda: asistencial, clínica, familiar, voluntariados, etc.
- Pedagogía: educación, reeducación, orientación e integración escolar, desarrollo humano, etc.
- Formación: de padres, profesores, educadores, profesionales, vendedores, consumidores, amas de casa, adolescentes, parejas, dirigentes, etc.



2.3.2  Proceso

El objetivo del cambio en el marco del Análisis Transaccional es avanzar hacia la autonomía (la libertad del guión de la infancia) la espontaneidad, la intimidad, la resolución de problemas en lugar de evasión o pasividad, la curación como un ideal, no limitarse a hacer el progreso, el aprendizaje de nuevas opciones

Estados del Yo

En un momento dado, una persona experimenta y manifiesta su personalidad a través de una mezcla de conductas, pensamientos y sentimientos. Por lo general, de acuerdo con AT, hay tres estados de ego que las personas utilizan sistemáticamente:
  • Padre (Exteropsiquis), un estado en que se comportan las personas, sienten y piensan en respuesta a una imitación inconsciente de cómo sus padres (u otras figuras parentales) actúan, o cómo se interpretan las acciones de sus padres. Por ejemplo, una persona puede gritar a alguien fuera de la frustración, porque han aprendido de una figura influyente en la infancia la lección de que esto parecía ser una forma de relación eficaz.
  • Adulto (Neopsiquis) un estado del yo que se parece más a un equipo de procesamiento de información y de hacer predicciones, ausentes de las emociones principales que podrían afectar su funcionamiento. Mientras una persona está en el estado del yo Adulto, él / ella se dirige hacia una evaluación objetiva de la realidad.
  • Niño (Arqueopsiquis): un estado en que se comportan las personas, sienten y piensan de manera similar a cómo lo hicieron en la infancia. Por ejemplo, una persona que reciba una evaluación desfavorable en el trabajo puede responder mirando al suelo y llorar o poner mala cara, como solían hacerlo cuando era regañado cuando de niño. Por el contrario, una persona que reciba una buena evaluación puede responder con una amplia sonrisa y un gesto alegre de agradecimiento. El Niño es la fuente de las emociones, la creación, la recreación, la espontaneidad y la intimidad.

Berne establece que existen cuatro tipos de diagnóstico de los estados del yo:
  • diagnóstico del comportamiento
  • diagnóstico social
  • el diagnóstico histórico
  • el diagnóstico fenomenológico de los estados del yo

Para realizar un diagnóstico completo se necesita completar los cuatro tipos. Se ha demostrado posteriormente que en realidad hay una quinta forma de diagnóstico. Se le conoce como el diagnóstico del contexto de los estados del yo. Por ejemplo, si un hombre dice: "El 5 de julio de 2007, la alineación de los planetas creará un campo gravitatorio tan fuerte que que crearan las mayores corrientes y desastres del siglo", ¿en qué estado del yo sería diagnosticado?
Si ese hombre tiene un aspecto desaliñado, no se había afeitado durante 2 días y estaba sentado en un banco del parque bebiendo de una botella en una bolsa de papel marrón ¿en qué estado del yo se diagnostica?. Probablemente algún tipo de estado de regresión del ego Niño. Si ese hombre estaba en un observatorio con un abrigo blanco y con una pizarra ¿en qué estado del yo se diagnostica?. Probablemente estado del yo Adulto. Los diferentes contextos de la misma declaración tienden a dar un diagnóstico distinto. El contexto en el que se hizo la declaración es fundamental para el diagnóstico de los estados del yo.

Los Ego-estados no se corresponden directamente con elyo, el superyó y el ello de Sigmund Freud, aunque hay paralelismos evidentes.

El estado del yo particular que una determinada persona está comunicando es determinable por observación externa y la experiencia.

No hay un "universal" ego-estado, cada estado es individual y se manifiesta visiblemente en cada persona. Por ejemplo, cada estado del yo del niño es único en la experiencias de la niñez, la mentalidad, el intelecto y familiar de cada individuo, no es un estado infantil generalizado.
Los estados del yo pueden llegar a contaminarse. El Padre o el Niño pueden interferir con el Adulto y distorsionar la percepción objetiva de la realidad, de las situaciones o de los problemas. Entonces la persona basará su comportamiento en sentimientos y en pensamientos arcaicos tomados de la reacción del Padre o del Niño a la situación más que en sentimientos y pensamientos autónomos y relacionados con la percepción objetiva de la situación.
En las contaminaciones la persona cree estar funcionando con su Adulto pero el poder ejecutivo no lo tiene el Adulto sino el Padre o el Niño.

Situaciones en las que pensamos que estamos usando el Adulto pero tenemos prejuicios, será el Padre Interno el que este actuando sin conciencia Adulta de ello. Por ejemplo, si mi padre pensaba que los gitanos son de poco fiar, mi Padre Interno dirá lo mismo. Mi Adulto entonces estará contaminado si toma como un hecho lo que mi padre pensaba sin investigarlo realmente.
El Adulto también puede estar contaminado por el Niño. Por ejemplo si tengo la creencia ilusoria de que la gente está en contra mía cuando en realidad no lo está, puede ser que el Niño asustado interno esté contaminando mi pensamiento de Adulto.

Otro problema interno común es la exclusión. Ocurre cuando nos permitimos que uno de los estados del yo actúe o se exprese de forma rígida demasiado tiempo. Entonces estamos actuando “constantemente como Padre” o “constantemente como Adulto” o “constantemente como Niño” a costa de no actuar como un ser humano pleno.

Berne sospecha que los padres, adultos, y los estados del yo del niño podría estar vinculada a áreas específicas del cerebro humano, una idea que no ha sido probada.
El modelo de tres ego Estado ha sido cuestionada por un grupo de transaccionalistas en Australia, que han diseñado un "modelo de dos ego-estado".


El enfoque terapéutico de Eric Berne es útil para la comprensión de la crisis y asesoría en la crisis consiste en reducir el temor y el sentimiento de culpa el hijo interior permitiéndole a él o a ella extraer fuerza temporariamente del asesor como padre alimentador, y al mismo tiempo, activando y fortaleciendo al adulto al estimular a la persona a enfrentar la realidad y comenzar a actuar. El adulto del asesor establece una alianza con el adulto del asesorado en una estrategia conjunta orientada a poner al hijo bajo el control y liberar al adulto para que enfrente a los problemas con realismo[4]   



2.3.3  Tipos De Transacciones
Todo lo que ocurre entre las personas implica una transacción entre sus estados del yo. Cuando una persona envía un mensaje a otra, espera una respuesta determinada.

Transacción simple complementaria

Es complementaria aquella transacción cuya respuesta es recibida por el mismo estado del Yo que emitió el estímulo y, a su vez, proviene del estado del Yo que lo recibió. Es decir, gráficamente la flecha o vector parte desde un estado del Yo de la persona que inicia la comunicación, hasta otro de quien la recibe; la respuesta de este va desde el mismo estado que recibió y hasta el mismo del que emitió.
Son las transacciones más sencillas en donde la relación es paralela. Mientras la comunicación se mantiene a este nivel puede proseguir indefinidamente. Berne califica como transacción complementaria aquella que es "apropiada, cabe esperar y sigue el orden natural de las relaciones humanas saludables".

Transacción simple cruzada

Descripción1
Son aquellas transacciones en las que la respuesta o no vuelve del mismo estado del Yo del receptor o no es recibida por el mismo estado que emitió el estímulo. Hay, por tanto, cruces o se forman ángulos en los vectores.
Ocurre cuando la respuesta al Estímulo es inesperada; se activa entonces un estado inapropiado del Yo, se cruzan la líneas de transacción entre las personas y estas optan por retirarse, alejarse o cambiar de conversación.
Transacción ulterior

Son las más complejas, en ellas intervienen simultáneamente más de un estado del Yo. Se envía un mensaje ulterior disimulado en una transacción socialmente aceptable. Tal es, por ejemplo, el cliché de "sube a tomar una copa" que mientras el Adulto dice una cosa, el Niño envía una insinuación.

Implican mensajes dobles: uno de ellos social (evidente, aparente, aceptable) y otro psicológico (oculto, sutil, menos perceptible, a veces deshonesto) generalmente transmitido en forma no verbal.[5]


2.3.4 Control De Logros

Uno de los resultados de la estimulación de los tres estados del yo, ante cualquier situación, y de ese diálogo interno es que, en cada ocasión, uno de los tres estados del yo va llevar el
control del comportamiento de la persona. Él es el que tiene el control ejecutivo de la
personalidad en ese momento

Los otros estados del yo pueden estar conformes o no con la forma en que el ejecutivo está
llevando la situación. Si no lo están, con posterioridad, habrá algún tipo de secuela emocional como culpa, vergüenza, resentimiento, apatía, etc.
Si el poder ejecutivo lo tiene el Adulto la situación será percibida y manejada de forma mas
objetiva, teniendo mejor en cuenta las necesidades, deseos, intuiciones y sentimientos del Niño, y respetando de la mejor manera posible las normas y criterios del Padre. De esta manera las secuelas se minimizan o son más positivas. El comportamiento es autónomo, pertinente y adecuado a la situación aquí y ahora.

Si el poder ejecutivo lo tiene el Padre la percepción de la situación será distorsionada para que encaje en el marco de referencia adoptado de otros; el comportamiento será automático en vez de autónomo y las conductas estereotipadas y tradicionales, con poca flexibilidad.

Si el poder ejecutivo lo tiene el Niño, la percepción de la situación será distorsionada para que encaje en el marco de referencia ideado en la infancia para explicarse las situaciones que se asocian con la presente; el comportamiento será automático o impulsivo, más que espontáneo.
Puede ser descontrolado y, en relación con los otros, dependiente, contra-dependiente, co-
dependiente o independiente - aislado.

Una persona cuando funciona como Adulto Integrado, se comporta de manera que tiene en
cuenta y cuida adecuadamente sus necesidades y deseos, sus emociones, sentimientos e
ilusiones. Tiene en cuenta de manera realista los datos y circunstancias de las situaciones, los efectos y consecuencias de sus decisiones, de sus actos y el impacto que tendrán estos en su entorno y las personas de él. Se dirige a alcanzar sus propios objetivos y tiene en cuenta sus propios criterios, valores y su ética y respeta los de los demás

El Proceso De Cambio Interno

Todo esto puede cambiarse, dentro de ciertos límites, con más o menos trabajo dependiendo de  la flexibilidad y de las circunstancias del medio físico y social en el que cada persona vive.
El cambio puede ser espontáneo o programado; puede realizarlo uno por sí mismo o con ayuda;  puede recibirse ayuda de las personas allegadas y amigos, de lecturas o de profesionales.
En todo caso si algo no funciona como deseamos, si hay algún problema personal, emocional o  de relación, conviene hacer algo al respecto.
La psicoterapia es un proceso sistemático de cambio orientado a resolver problemas  personales, emocionales o de relación.
El crecimiento personal es un proceso de auto-descubrimiento para desarrollar algunos  aspectos de la personalidad, o para cambiarlos si es necesario.
Tanto la terapia como el crecimiento personal debe ser conducido por un profesional debidamente preparado para hacerlo.

3. RECURSOS DE APOYO

Nociones del terapeuta respuestas no constructivas a las crisis que conducen a tribulaciones emocionales  y una creciente vulnerabilidad a fracasos futuros y problemas de personalidad

1) Negar que el problema existe
2) Evadirse del problema (mediante alcohol, drogas, etc.)
3) Negativa a buscar o aceptar ayuda.
4) Incapacidad para expresar o dominar los sentimientos negativos.
5) Fracaso en explorar la naturaleza de la crisis y las soluciones alternativas.
6) Proyección hacia otros de la responsabilidad más importante como causa de la crisis y/o su curación
7) Alejamiento de amigos, familiares u otras personas que podrían ser una ayuda.

El asesor en crisis debe estar alerta a la presencia de estas respuestas dañinas, y asi ayudar a las personas a apartarse de ellas y moverse hacia las siguientes maneras de lidiar con el problema:

1) Enfrentar el problema.
2) Ampliar el conocimiento que uno tiene del problema.
3) Dar expresión a los sentimientos negativos, tales como el resentimiento, la ansiedad y el sentimiento  de culpa, y lidiar con ellos
4) Aceptar la responsabilidad de enfrentar el problema
5) Explorar caminos alternativos para manejarlo.
6) Separar lo que puede ser cambiado de lo que no puede ser cambiado de la situación, y evitar el desperdicio de valiosa energía tratando de cambiar lo inmodificable.
7) Renunciar a los aspectos grandiosos pero abrumadores de las expectativas propias.
8) Abrir canales de comunicación con personas que pueden ser de ayuda, entre los pacientes, amigos y profesionales.
9) Dar pasos, aunque sea pequeños, para manejar el problema constructivamente

El cuerpo creciente de experiencias en los centros de tratamiento de crisis está proveyendo valiosas comprensiones acerca de la metodología de asesoramiento de la crisis. He aquí algunas de las técnicas empleadas[6]




3.1 Escala de Estrés


Un acontecimiento o situación estresante, interno o externo, agudo o crónico, genera situaciones a las que organismo no puede responder adecuadamente.
Thomas Holmes y Richard Rahe, en su escala de reajuste social, enumeraron 43 acontecimientos asociados con diferentes grados de alteración y estrés, en la vida de una persona normal.
La escala fue construida  después que cientos de personas con diferentes historias biográficas, cuantificasen el grado de ajuste relativo que necesitaron para adaptarse a estos cambios.
Una acumulación de 200 o más unidades en un solo año incrementa la incidencia de trastornos psicosomáticos.


Instrucciones para auto administrar la Escala de Estrés


Si usted ha pasado durante el último año por alguna de las 43 situaciones enumeradas a continuación, anote el valor que figura al lado de la misma. Finalmente sume el total.

  1. Muerte del cónyuge                                                              100
  2. Divorcio                                                                               73
  3. Separación                                                                           65
  4. Privación de la libertad                                                          63
  5. Muerte de un familiar próximo                                               63
  6. Enfermedad o incapacidad, graves                                         53
  7. Matrimonio                                                                           50
  8. Perder el empleo                                                                   47
  9. Reconciliación de la pareja                                                    45
  10. Jubilación                                                                              45
  11. Enfermedad de un pariente cercano                                       44
  12. Embarazo                                                                              40
  13. Problemas sexuales                                                               39
  14. Llegada de un nuevo miembro a la familia                              39
  15. Cambios importantes en el trabajo                                         39
  16. Cambios importantes a nivel económico                                 38
  17. Muerte de un amigo íntimo                                                     37
  18. Cambiar de empleo                                                                36
  19. Discusiones con la pareja (cambio significativo)                        35
  20. Pedir una hipoteca de alto valor                                               31
  21. Hacer efectivo un préstamo                                                     30
  22. Cambio de responsabilidades en el trabajo                              29
  23. Un hijo/a abandona el hogar (matrimonio, universidad)            29
  24. Problemas con la ley                                                              29
  25. Logros personales excepcionales                                           28
  26. La pareja comienza o deja de trabajar                                   26
  27. Se inicia o se termina el ciclo de escolarización                      26
  28. Cambios importantes en las condiciones de vida                    25
  29. Cambio en los hábitos personales                                         24
  30. Problemas con el jefe                                                           23
  31. Cambio en el horario o condiciones de trabajo                     20
  32. Cambio de residencia                                                          20
  33. Cambio a una escuela nueva                                                20
  34. Cambio en la forma o frecuencia de las diversiones              19
  35. Cambio en la frecuencia de las actividades religiosas            19
  36. Cambio en las actividades sociales                                      18
  37. Pedir una hipoteca o préstamo menor                                  17
  38. Cambios en los hábitos del sueño                                        16
  39. Cambios en el número de reuniones familiares                     15
  40. Cambio en los hábitos alimentarios                                      15
  41. Vacaciones                                                                         15
  42. Navidades                                                                          12
  43. Infracciones menores de la ley                                             11
 
 Si el valor de la suma total se encuentra por encima de los 200 puntos, usted está en Riesgo de experimentar Trastornos Psicosomáticos.  





3.2 Las Cuatro Etapas De La Resolución De Crisis

TAREA

MODALIDAD

ACTIVIDAD DE LA PERSONA EN CRISIS

ESTRATEGIAS TERAPÉUTICAS

Supervivencia física
Somática
a) Preservar la vida (impedir el suicidio u homicidio)
b) Mantener la salud
c) Hacer uso de medicamentos
a) Otorgar los Primeros Auxilios Psicológicos.
b) Señalar tareas acerca de la nutrición, el ejercicio y la relajación
c) Orientar sobre los cuidados físicos

Expresión de sentimientos

Afectiva
a) Expresar y reconocer los sentimientos relacionados con la crisis, de manera socialmente apropiada
a) Explorar sobre el incidente de crisis, con atención particular sobre como se siente la persona acerca de distintos momentos de crisis.
b) Instruir a la persona acerca del papel de los sentimientos en el funcionamiento psicológico global, y alentar modos apropiados de expresión.



Dominio cognoscitivo


Cognoscitiva
a) Elaborar una comprensión basada en la realidad acerca del incidente de crisis.
b) Comprender la relación entre el incidente de crisis y las creencias de la persona, sus expectativas, asuntos inconclusos, ideas, sueños y metas para lo inmediato
c) Adaptar/cambiar creencias, autoimagen y planes
a) Reflexionar sobre el incidente de crisis y las circunstancias.
b) Analizar los pensamientos previos a la crisis y las expectativas, planes y el impacto del incidente en cada una de estas áreas.
c) Asistir a la persona en la adaptación de creencias, expectativas y al hablar de si mismo
d) Confrontar el suceso de crisis con las potencialidades y limitaciones de la persona

Adaptaciones conductuales/
Interpersonales

Conductual, Interpersonal
a) Procurar fortalecer o cambiar los patrones cotidianos de desempeño de un rol y las relaciones con las personas a la luz del (los) incidente (s) de crisis
a) Reflexionar con el paciente los cambios que pueden requerirse en cada una de las áreas principales
b) utilizar sesiones de terapia, asignaciones de tareas para la casa y cooperación de la red social para facilitar el cambio en cada área
c) Instruir sobre el desarrollo de habilidades sociales, cognitivas y emocionales






UBICACIÓN
CONTENIDO
Factores
de protección
Capacidad del individuo para afrontar su propia existencia. Supone simplemente asumir la realidad vital y encararla con todas sus consecuencias.
Conciencia de llevar el "timón de vida" de su propia realidad y no de los acontecimientos.
La reflexión constante de deseos y anhelos que lleven por el rumbo hacia un destino apetecido.
Saber por sí mismo que es lo correcto y lo incorrecto en cada circunstancia.
Procurar establecer, concretar y controlar lo que se tiene que hacer y lo que se tiene que pensar.
Autonomía de ideas.
Capacidad para la vida afectiva y para el goce.
Construcción adecuada de la identidad personal.
Aptitudes y habilidades laborales y lúdicas.
Factores
de riesgo
Limitación en el ejercicio de la libertad interna necesaria.
Priorizar necesidades innecesarias sobre las necesidades básicas.
Baja tolerancia a la frustración.
Autoestima dañada.
Construcción distorsionada de ideas.
Comunicación asertiva deficiente.
Situaciones
de Conflicto
PSICOEMOCIONALES: Muerte o enfermedad grave de persona allegada. Inseguridad. Rechazo emocional afectivo. Inquietud económica. Fracaso en objetivos personales. Insatisfacción, miedo, desesperanza, celos, frustración, tristeza o enojo. Nerviosismo. Llanto. Emociones intensas. Soltería. Diagnóstico de enfermedad grave.
BIOLÓGICOS: Hambre. Alimentación. Pubertad. Menstruación. Menopausia y
climaterio. Vejez. Cansancio extremo. Enfermedad. Traumatismo, cirugía. Infertilidad. Embarazo, Parto. Drogas y alcohol. Obesidad. Síndrome Orgánico Cerebral.
SOCIOCONDUCTUALES: Conflicto o ruptura de pareja. Fracaso o quiebra económica. Despido o retiro laboral. Cambio de residencia. Cambios climáticos repentinos. Ruido. Trabajo nocturno. Acoso, hostigamiento, maltrato. Asalto, Violación, secuestro. Desastres. Ingreso escolar. Guerra. Huir de casa. Encarcelamiento, ser rehén. Intento suicida. Matrimonio. Examen escolar. Conducta sexual.
Trastornos Psicológicos
Por Adaptación a nuevas situaciones.
Estrés Postraumático
Separación-individuación.
Reacción psicótica.
Despersonalización.
Desarrollo infantil y adolescente.
Depresión. Estrés.
Angustia. Pánico
Duelo. Fobia.
Disfunción sexual. Manía
Adicción.
Epilepsia, Sida, Cáncer.




3.3 Criterios Diagnósticos Cie-10 Para Reacción A Estrés Agudo (F43.0)

Se trata de un trastorno transitorio de una gravedad importante que aparece en un individuo sin otro trastorno mental aparente, como respuesta a un estrés físico o psicopatológico excepcional y que por lo general remite en horas o días. El agente estresante puede ser una experiencia traumática devastadora que implica una amenaza seria a la seguridad o integridad física del enfermo o de persona o personas queridas (por ejemplo, catástrofes naturales, accidentes, batallas, atracos, violaciones) o un cambio brusco y amenazador del rango o del entorno social del individuo (por ejemplo, pérdida de varios seres queridos, incendio de la vivienda, etc.). El riesgo de que se presente un trastorno así aumenta si están presentes además un factor físico o factores orgánicos (por ejemplo, en el anciano).

También juegan un papel en la aparición y en la gravedad de las reacciones a estrés agudo, la vulnerabilidad y la capacidad de adaptación individuales, como se deduce del hecho de que no todas las personas expuestas a un estrés excepcional presentan este trastorno. Los síntomas tienen una gran variabilidad, pero lo más característicos es que entre ellos se incluya, en un período inicial, un estado de “embotamiento” con alguna reducción del campo de la conciencia, estrechamiento de la atención, incapacidad para asimilar estímulos y desorientación. De este estado puede pasarse a un grado mayor de alejamiento de la circunstancia (incluso hasta el grado de estupor disociativo, véase F44.2) o a una agitación e hiperactividad (reacción de lucha o huida). Por lo general, están presentes también los signos vegetativos de las crisis de pánico (taquicardia, sudación y rubor). Los síntomas suelen aparecer a los pocos minutos de la presentación del acontecimiento o estímulo estresante y desaparecen en dos o tres días (a menudo en el curso de pocas horas). Puede existir amnesia completa o parcial para el episodio (véase F44.0).




PAUTAS PARA EL DIAGNÓSTICO

Debe haber una relación temporal clara e inmediata entre el impacto de un agente estresante excepcional y la aparición de los síntomas, los cuales se presentan a lo sumo al cabo de unos pocos minutos, si no lo han hecho de modo inmediato. Además, los síntomas:

A. Se presentan mezclados y cambiantes, sumándose al estado inicial de “embotamiento”, depresión, ansiedad, ira, desesperación, hiperactividad o aislamiento, aunque ninguno de estos síntomas predomina sobre los otros durante mucho tiempo.
B. Tienen una resolución rápida, como mucho en unas pocas horas en los casos en los que es posible apartar al enfermo del medio estresante. En los casos en que la situación estresante es por su propia naturaleza continua o irreversible, los síntomas comienzan a apagarse de 24 a 48 horas y son mínimos al cabo de unos tres días.

Este diagnóstico no debe utilizarse en individuos que tuvieran previamente síntomas que satisfagan pautas para otros trastornos psiquiátricos con excepción de F60.- (trastorno de la personalidad). Sin embargo, antecedentes de trastornos psiquiátricos en el pasado no invalida este diagnóstico. Incluye: Crisis aguda de nervios, reacción aguda de crisis, fatiga de combate, shock psíquico.



3.4 Criterios Diagnósticos Cie-10 Para Trastorno De Estrés Post-Traumático (F43.1)

Se trata de un trastorno que surge como respuesta tardía o diferida a un acontecimiento estresante o a una situación (breve o duradera) de naturaleza excepcionalmente amenazante o catastrófica, que causarían por sí mismos malestar generalizado en casi todo el mundo (por ejemplo, catástrofes naturales o producidas por el hombre, combates, accidentes graves, el ser testigo de la muerte violenta de alguien, el ser víctima de tortura, terrorismo, de una violación o de otro crimen). Ciertos rasgos de personalidad (por ejemplo, compulsivos o asténicos) o antecedentes de enfermedad neurótica, si están presentes, pueden ser factores pre-disponentes y hacer que descienda el umbral para la aparición del síndrome o para agravar su curso, pero estos factores no son necesarios ni suficientes para explicar la aparición del mismo.

Las características típicas del trastorno de estrés post-traumático son: episodios reiterados de volver a vivenciar el trauma en forma de reviviscencias o sueños que tienen lugar sobre un fondo persistente de una sensación de “entumecimiento” y embotamiento emocional, de despego de los demás, de falta de capacidad de respuesta al medio, de anhedonia y de evitación de actividades y situaciones evocadoras del trauma. Suelen temerse, e incluso evitarse, las situaciones que recuerdan o sugieren el trauma. En raras ocasiones pueden presentarse estallidos dramáticos y agudos de miedo, pánico o agresividad, desencadenados por estímulos que evocan un repentino recuerdo, una actualización del trauma o de la reacción original frente a él o ambos a la vez.

Por lo general, hay un estado de hiperactividad vegetativa con hipervigilancia, un incremento de la reacción de sobresalto e insomnio. Los síntomas se acompañan de ansiedad y de depresión y no son raras las ideaciones suicidas. El consumo excesivo de sustancias psicotropas o alcohol puede se un factor agravante.

El comienzo sigue al trauma con un período de latencia cuya duración varía desde unas pocas semanas hasta meses (pero rara vez supera los 6 meses). El curso es fluctuante pero se puede esperar la recuperación en la mayoría de los casos. En una pequeña proporción de los enfermos, el trastorno puede tener durante muchos años un curso crónico y evolución hacia una transformación persistente de la personalidad (ver F62.0).

PAUTAS PARA EL DIAGNÓSTICO

Este trastorno no debe ser diagnosticado a menos que no esté totalmente claro que ha aparecido dentro de los 6 meses posteriores a un hecho traumático de excepcional intensidad. Un diagnóstico “probable” podría aún ser posible si el lapso entre el hecho y el comienzo de los síntomas es mayor de 6 meses, con tal e que las manifestaciones clínicas sean típicas y no sea verosímil ningún otro diagnóstico alternativo (por ejemplo, trastorno de ansiedad, trastorno obsesivo-compulsivo o episodio depresivo). Además del trauma, deben estar presentes evocaciones o representaciones del acontecimiento en forma de recuerdos o imágenes durante la vigilia o de ensueños reiterados. También suelen estar presentes, pero no son esenciales para el diagnóstico, des-apego emocional claro, con embotamiento afectivo y la evitación de estímulos que podrían reavivar el recuerdo el trauma. Los síntomas vegetativos, los trastorno el estado de ánimo y el comportamiento anormal contribuyen también al diagnóstico, pero no son de importancia capital para el mismo. Las secuelas tardías de un estrés devastador, es decir, aquellas que se manifiestan décadas después de la experiencia estresante, deben ser clasificadas de acuerdo con F62.0 (Transformación persistente de la personalidad tras experiencia catastrófica). Incluye: Neurosis traumática.





3.5 El Auto-Cuidado De Los Miembros Del ERC

1. Trate de vivir su vida tan normal como sea posible
2. Realice cosas que le hagan sentirse bien
3. Manténgase alejado de otras situaciones que le alteren los nervios
4. Haga ejercicio con regularidad y aliméntese con dieta balanceada
5. Aborde sus sentimientos y sea honesto con usted mismo
6. Tómese su tiempo para descansar, dormir, pasear, relajarse y para estar solo
7. Deje escapar sus sentimientos de culpa y de culparse a sí mismo porque no pueda quitarle el dolor a las personas: recuerde que este dolor de la perdida de un ser querido no se quita, se “aprende” a vivir con él.
8. Conviva con otras personas y pase tiempo con ellas
9. Haga lo posible para mantener el sentido del humor
10. Organice bien su tiempo y manténgase ocupado
11. Piense realista y positivamente
12. Métase en la cabeza que sus problemas no son los únicos en el mundo
13. Esfuércese por aceptar sus limitaciones y las de otros
14. Busque ayuda profesional si es necesario
15. Luche por alcanzar la paz interna y, sobretodo, nunca se de por vencido.


3.6 Escala De Síntomas De Estrés Agudo

Después de un suceso traumático pueden aparecer algunos de los siguientes síntomas. En cada una de las preguntas coloque el número que mejor describe su estado actual.

Nada: 0
Un poco: 1
Bastante: 2
Mucho: 3

1. Siento que la horrible experiencia que tuve está ocurriendo otra vez.
2. Esta sensación me viene a menudo sin que me de cuenta
3. Tengo pesadillas y recuerdos horribles de lo que sucedió (imágenes, pensamientos,...).
4. Me comporto como si el suceso estuviera ocurriendo otra vez.
5. Me mantengo lejos de los lugares, actividades o personas que me recuerdan lo que pasó.
6. Me esfuerzo para ahuyentar pensamientos, sentimientos o conversaciones asociadas al suceso.
7. A veces siento que lo que ha pasado es irreal.
8. Me siento confuso y aturdido.
9. Me siento como si estuviera separado de mi cuerpo.
10. Soy incapaz de recordar detalles importantes o específicos del acontecimiento.
11. Soy incapaz de expresar lo que siento.
12. No siento nada.
13. Me sobresalto y me siento muy mal cuando algo me sucede sin previo aviso.
14. Me cuesta trabajo dormir o me despierto con facilidad.
15. Me enfado con facilidad.
16. Me cuesta concentrarme o prestar atención.
17. Estoy pendiente de cualquier cosa que pueda ocurrir.
18. La mayor parte del tiempo estoy nervioso y tenso.
19. Me siento culpable porque no me ha pasado nada.
20. Me siento culpable por lo que he hecho o he dejado de hacer.
21. Me siento impotente.
22. Siento rabia o rencor por lo que ha pasado.

Este test le va a ayudar a conocer qué síntomas sufre asociados al suceso traumático y a decidir si necesita ayuda. Es importante que sepa que estos síntomas son normales durante los primeros días. En esta misma guía usted puede encontrar pautas de actuación para reducir estos síntomas y encontrarse mejor. Si después de una semana sigue marcando “Bastante” o “Mucho” en 5 o más síntomas, es probable que necesite consultar con un profesional.

















3.7 Test De Depresión (EAD)
Lea cada declaración cuidadosamente. Marque el ítem que mejor responda a la forma como usted se ha sentido durante las últimas dos semanas.
Para las declaraciones 5 y 7, si usted está a dieta, conteste como si no lo estuviera.

1. Me siento descorazonado, melancólico y triste.
a/ Nunca o muy pocas veces
(1)
b/ Algunas veces
(2)
c/ Frecuentemente
(3)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(4)

2. Por la mañana es cuando mejor me siento.
a/ Nunca o muy pocas veces
(4)
b/ Algunas veces
(3)
c/ Frecuentemente
(2)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(1)

3. Siento deseos de llorar.
a/ Nunca o muy pocas veces
(1)
b/ Algunas veces
(2)
c/ Frecuentemente
(3)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(4)

4. Me cuesta trabajo dormir durante la noche.
a/ Nunca o muy pocas veces
(1)
b/ Algunas veces
(2)
c/ Frecuentemente
(3)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(4)

5. Como tanto como solía comer antes.
a/ Nunca o muy pocas veces
(4)
b/ Algunas veces
(3)
c/ Frecuentemente
(2)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(1)

6. Disfruto conversando, mirando y estando con mujeres/hombres atractivos.
a/ Nunca o muy pocas veces
(4)
b/ Algunas veces
(3)
c/ Frecuentemente
(2)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(1)

7. Noto que estoy perdiendo peso.
a/ Nunca o muy pocas veces
(1)
b/ Algunas veces
(2)
c/ Frecuentemente
(3)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(4)

8. Tengo problemas de estreñimiento.
a/ Nunca o muy pocas veces
(1)
b/ Algunas veces
(2)
c/ Frecuentemente
(3)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(4)



9. Mi corazón late más rápidamente que lo normal.
a/ Nunca o muy pocas veces
(1)
b/ Algunas veces
(2)
c/ Frecuentemente
(3)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(4)

10. Me canso sin motivo.
a/ Nunca o muy pocas veces
(1)
b/ Algunas veces
(2)
c/ Frecuentemente
(3)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(4)

11. Mi mente está tan despejada como siempre.
a/ Nunca o muy pocas veces
(4)
b/ Algunas veces
(3)
c/ Frecuentemente
(2)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(1)

12. Me resulta fácil hacer todo lo que solía hacer.
a/ Nunca o muy pocas veces
(4)
b/ Algunas veces
(3)
c/ Frecuentemente
(2)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(1)

13. Me siento intranquilo y no puedo mantenerme quieto.
a/ Nunca o muy pocas veces
(1)
b/ Algunas veces
(2)
c/ Frecuentemente
(3)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(4)

14. Tengo esperanzas en el futuro.
a/ Nunca o muy pocas veces
(4)
b/ Algunas veces
(3)
c/ Frecuentemente
(2)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(1)

15. Me irrito más de lo normal.
a/ Nunca o muy pocas veces
(1)
b/ Algunas veces
(2)
c/ Frecuentemente
(3)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(4)

16. Encuentro fácil el tomar decisiones.
a/ Nunca o muy pocas veces
(4)
b/ Algunas veces
(3)
c/ Frecuentemente
(2)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(1)

17. Siento que me necesitan y que soy útil.
a/ Nunca o muy pocas veces
(4)
b/ Algunas veces
(3)
c/ Frecuentemente
(2)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(1)

18. Llevo una vida satisfactoria.
a/ Nunca o muy pocas veces
(4)
b/ Algunas veces
(3)
c/ Frecuentemente
(2)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(1)

19. Siento que los demás estarían mejor si yo estuviese muerto.
a/ Nunca o muy pocas veces
(1)
b/ Algunas veces
(2)
c/ Frecuentemente
(3)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(4)

20. Todavía disfruto de las cosas que solía hacer.
a/ Nunca o muy pocas veces
(4)
b/ Algunas veces
(3)
c/ Frecuentemente
(2)
d/ La mayoría del tiempo o siempre
(1)

PUNTAJE BRUTO: Sume todas las respuestas. Luego compare su puntuación bruta con el índice de EAD en la siguiente tabla:

CONVERSIÓN DE LA PUNTUACIÓN BRUTA AL INDICE DE EAD
Punt.Bruta
Ind. EAD
Punt.Bruta
Ind. EAD
Punt.Bruta
Ind. EAD
Punt.Bruta
Ind. EAD
Punt.Bruta
Ind. EAD
20
25
32
40
44
55
56
70
68
85
21
26
33
41
45
56
57
71
69
86
22
28
34
43
46
58
58
73
70
88
23
29
35
44
47
59
59
74
71
89
24
30
36
45
48
60
60
75
72
90
25
31
37
46
49
61
61
76
73
91
26
33
38
48
50
63
62
78
74
92
27
34
39
49
51
64
63
79
75
94
28
35
40
50
52
65
64
80
76
95
29
36
41
51
53
66
65
81
77
96
30
38
42
53
54
68
66
83
78
98
31
39
43
54
55
69
67
84
79
99








80
100
Ahora, con el índice de EAD extraído de la tabla, obtenga el resultado del test mediante este cuadro:
INDICE EAD
IMPRESIÓN CLÍNICA GLOBAL EQUIVALENTE
Debajo de 50
Dentro de lo normal, sin psicopatología
50-59
Presencia de depresión (de mínima a leve)
60-69
Presencia de depresión (de moderada a notable)
70 ó más
Presencia de depresión (de severa a extrema)



BIBLIOGRAFÍA

  • Agonía, Muerte y Duelo. Lorraine Sherr. Ed. Manual Moderno. México 1992
  • http://www.en-contacto.net/queesat.htm
  • Long Jr. J. L. (1999). Intervención en la crisis y más allá: utilizando la logoterapia para trascender el trauma. Revista Mexicana de Logoterapia, 2, 14-37.
  • Salud mental para victimas de desastre guía para instructores, Raquel Colien, Organización panamericana de la salud, Editorial el manual moderno, México DF- Bogotá 1999.
  • Manual de psicoterapia breve, intensiva y de urgencia, Bellak, L, 2da edición México.
  • Teorías de crisis, intervención y tratamiento de crisis familiares, Grimes, Juan Universidad politécnica salesiana
  • http://psicologiauce.blogspot.com/








[1] http://www.monografias.com/trabajos11/mcrisis/mcrisis.shtml#INTRO
[2] http://es.wikipedia.org/wiki/An%C3%A1lisis_transaccional
[3] http://revolucionhumana2010.blogspot.com/p/psicologia-humanista-gestalt-analisis.html
[4] Berne, E. Análisis Transaccional en psicoterapia. Editorial Psique, Buenos Aires, 1975
[5] Berne, E. (1964). Games people play: The psychology of human relationship. New York: Grove Press. (Juegos en que participamos: Sicología de las relaciones humanas. México: Editorial Diana, 1974)
[6] Los angeles en el Benjamin Rush Center for problems in Living (centro Benjamín Rush para problemas de la vida)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada