domingo, 24 de octubre de 2010

LA VEJEZ


La vejez

Enviado por clbustos el Dom, 19/08/2001 - 18:04.
Seminario preparado por Helga Arce, Patricia Contreras y Berta Gutierrez, estudiantes de Psicología de la Universidad de Concepción.
Índice

INTRODUCCIÓN
En el siguiente trabajo de investigación, se analizará la edad adulta tardía, período de la vida que comprende los años posteriores al septuagésimo quinto aniversario, aunque hablar de vejez después de esta edad es muy relativo ya que puede comenzar a diferentes edades en distintas personas. En nuestro país la población de adultos mayores es de un millón trescientos mil, lo que representa el diez porciento de la población y se calcula que esta cifra ascenderá al doble para el año 2025 y que las expectativas de vida en Chile es de 72 años,68 años para los hombres y 74 para las mujeres (Araneda, 1995).
Se pondrá especial énfasis en los principales aspectos, tanto físicos, psicológicos y sociales; describiendo en cada uno de ellos los cambios propios de la edad y los mitos y estereotipos culturales, que hasta hoy persisten, pero que diversas ramas del saber se están encargando de desterrar. Por lo tanto, se considerará a esta etapa de la vida como estadio normal del desarrollo, el cual posee crecimientos y crisis, pues al percibir a la adultez tardía como una etapa con altos y bajos al igual que las otras etapas de la vida se podrá considerar ya no como un período de estancamiento, deterioro o dependencia, sino como un etapa positiva y en definitiva satisfactoria
También planteamos algunas investigaciones recientes, que nos permitirán comprender aún mejor la llegada de la adultez tardía y los cambios que ella involucra. Se planteará algunos estudios recientes en el ámbito biológico cuyo objetivo es dar a conocer las posibles causas de enfermedades que están relacionadas con este período de la vida, como son el alzheimer, la degeneración macular y la manera en que los radicales libres podrían influir en el envejecimiento; en el ámbito social se informará algunos de los programas que se realizan en nuestro país, cuyo objetivo principal es mejorar la calidad de vida de los adultos mayores
. En definitiva este trabajo de investigación intenta abrir nuestras conciencias a la responsabilidad que tiene la sociedad y nosotros mismos para con las personas que nos han legado un mundo lleno de posibilidades, en el cual han desplegado toda su fuerza y capacidad, las que ahora se ven un poco disminuidas pero compensadas con la experiencia, la sabiduría y paciencia de quién tiene poco que perder; pero mucho que ganar , siempre y cuando la sociedad les brinde la posibilidad.

TEORÍAS Y PERSONALIDAD
Después de los 65 años el individuo vive una etapa normal del desarrollo, los principales problemas que enfrentar los adultos mayores, son los que les creamos a través de la política y la economía, que afectan su status en mayor grado que el mismo envejecimiento. Debemos tener claro que los personas claves en el problema de envejecimiento son los grupos de edad más joven, por que son ellos los que determinan el status y la posición de tales personas en el orden social (Papalia, 1990). Sin embargo, la vejez no tiene por qué ser el punto más bajo del ciclo de vida ya que el envejecimiento satisfactorio es posible, siendo la sociedad quien debe descubrir los componentes de ella, reorganizando nuestros pensamiento s y estructuras sociales. La principal tarea de las personas mayores es la de comprender y aceptar su propia vida y utilizar su gran experiencia para hacer frente a los cambios personales o pérdidas. Las personas han de adaptarse a la disminución de la fortaleza y salud física, a la jubilación y adaptarse a su propia muerte (Hoffman, 1996). A medida que tratan con estos temas, sus motivaciones pueden variar, de esta forma se presentan distintas teorías:
  1. Último estadio de Erikson "Integridad del yo v/s desesperación: Constituye la culminación de la resolución triunfante de las siete crisis previas, en el desarrollo a los largo de la vida, lo que pudo haber sido o por lo que debería haberse hecho en forma distinta. Implica la aceptación de los propios progenitores como personas que hicieron lo mejor que pudieron, haciéndose merecedoras de nuestro amor, aún cuando no fueron perfectas. También consiste en la aceptación de la cercanía de la propia muerte como fin inevitable de la existencia de la vida. Quien ha fallado al tratar de resolver la crisis "teme desesperadamente a la muerte, expresado en el sentimiento de que el tiempo es ahora corto para volver a comenzar otra vida y buscar caminos alternativos hacia la integridad", (Papalia, 1990, p. 508).
  2. Teoría de la actividad: Cuanto más activa permanezca una persona mayor, más satisfactoriamente envejecerá, y los papeles que constituyen principalmente su satisfacción son: trabajo, cónyuge, padre, madre y la máxima pérdida en los papeles debido a viudez, enfermedad constituyen el punto más bajo según Lemon, Bengston y Peterson existen 3 tipos de actividad: a) Informal: Interacción social con familiares, amistades y vecinos; b) Formal: Participación de organizaciones voluntarias; c) Solitaria: Leer , ver televisión y mantener algunos pasatiempos.
  3. Teoría de la desvinculación: El envejecimiento se caracteriza por una mutua separación, por parte de la persona mayor, la cual voluntariamente disminuye sus actividades y compromisos, lo cual ayudaría las personas mayores a mantener su equilibrio siendo beneficioso tanto para la persona como para la sociedad (Papalia, 1990; Hoffman, 1996).

DESARROLLO FÍSICO
Pese a lo que se suele pensar la salud de las personas de esta edad es bastante buena, pues el 68 % de la población de adultos mayores está sano y sólo un 5% se encuentra en un estado de invalides o postración, el resto tienen ciertas enfermedades o limitaciones, pero siguen siendo autovalentes (Araneda, 1995), el problema es que muchas de las enfermedades que se asocian con las vejez son enfermedades crónicas que han sido adquiridas aproximadamente a los treinta años, como es el caso de la artritis, diabetes, enfermedades cardiacas, reumatismo, lesiones ortopédicas, alteraciones mentales y nerviosas. Por lo tanto, el envejecimiento en sí mismo no es una enfermedad y la mayor parte de las personas ancianas gozan de buena salud, aunque no se puede negar que el envejecimiento está acompañado de cambios físicos y que incrementa la posibilidad de desarrollar enfermedades crónicas, debido a que el equilibrio orgánico es más frágil. Algunos de los cambios físicos son : declinación de las funciones sensoriales y perceptivas, disminución de la estatura, propensión a la osteoporosis en las mujeres, atrofia de las glándulas sebáceas del rostro, pérdida de la adaptación al frío y al calor, disminución de la fuerza y rapidez para realizar actividades físicas, las paredes de las arterias se endurecen y se reduce su elasticidad, los mecanismos inmunológicos que difienden de las infecciones y también del cáncer pierden eficiencia (Revista Creces, 1998). El ejercicio, una buena dieta, evitar el cigarrillo y el alcohol, pueden ayudar a las personas a ampliar la parte activa de su vida y a que sean más resistentes a enfermedades crónicas, que pueden llegar a ser fatales.
En cuanto a la sexualidad, gracias a recientes investigaciones en el adulto mayor, se ha dado cada vez mayor importancia a la expresión sexual, al comprobar que ésta no sólo sirve a propósitos físicos, sino que también a asegurar a ambos miembros de la pareja el amor del otro, así como su comprensión y la sensación de que sigue estando vigente su vitalidad, lo que en definitiva contribuiría a elevar la autoestima de cada miembro de la pareja. (Papalia, 1990).
De esta manera, los estereotipos populares que plantean que los años de la vejez son asexuados, son infundados puesto que en la práctica, existe un número elevado de personas adultas, que después de los sesenta y cinco años permanecen interesadas y activas sexualmente. En definitiva, si bien es cierto que las relaciones sexuales en la tercera edad son diferentes en frecuencia e intensidad, las cuales disminuyen producto de signos biológicos y físicos, la satisfacción y consistencia de la misma se deberá principalmente a como haya sido el comportamiento sexual durante la juventud.

INVESTIGACIONES RECIENTES SOBRE ASPECTOS BIOLÓGICOS Y SOCIALES DE LA VEJEZ.
1. ENCONTRADO GEN CULPABLE DE LA PÉRDIDA DE VISIÓN EN EL ANCIANO:
Michael Dean del National Cancer Institute y Richard Lewis, oftalmólogo del Baylor College of Medicine de Houston, dicen haber encontrado la base genética (gen ABCR) de la "degeneración macular", que es la parte de la retina que ve los detalles finos, pudiendo llegar hasta una pérdida completa de la visión ( Revista Creces, 1998).
2. IMPORTANTE AVANCE EN LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER.
Aún no se conocen las causas, pero en la edad madura se inician los síntomas con pérdida de memoria hasta terminar con una demencia absoluta. Hay casos (los menos) en los cuales hay antecedentes familiares, que hace suponer que se trata de una enfermedad genética. Se han descubierto genes anómalos en los cromosomas 1, 14 y 21 que podría provocarla. Ahora investigadores holandeses creen que existe un error en la transcripción de la información genética, que llevaría a la formación de proteínas (beta amiloide y ubiquitina) en el interior de la neurona, formándose placas y enmarañamientos, que termina degenerándola (Revista Creces, 1998).
3. RADICALES LIBRES: MANIPULADORES DE LA QUÍMICA.
Son especies químicas metidas en casi todo lo que nos rodea, participan en una gran variedad de procesos químicos, son muy inestables y altamente reactivos, de ahí su peligrosidad y utilidad. En los sistemas biológicos se forman R.L. en el interior de la célula, cumpliendo funciones muy específicas, pero pueden llegar a ser tóxicos para la misma célula como para las vecinas cuando se produce un desequilibrio causado por circunstancias intrínsecas como extrínsecas, produciendo un estrés oxidativo, que es un desequilibrio entre la formación y utilización de estos R.L., lo que ocasiona daño en todos los procesos bioquímicos de la célula y eventualmente muerte celular. Existen muchas enfermedades asociadas al estrés oxidativo, como lo son los procesos inflamatorios que terminan en cáncer, Parkinson, Alzheimer, enfermedad de Lou Gering, cataratas, aterosclerosis , la vejez y todos sus signos de deterioro progresivo debido a la disminución de la eficiencia del sistema antioxidante, que es necesario para defenderse de los radicales libres. Es por esto que se recomienda una buena dieta, lo que significa restringir el consumo grasas, alimentos que aporte vitaminas C, E, aminoácidos esenciales que, también debe aportar minerales como el Fe, Se, Cu, Zn, etc. constituyente de las enzimas, debido a que éstos antiotioxidante exógenos contribuyen a la acción beneficiosa que desarrollan los antioxidantes celulares (Revista Creces, 1998).
4. LAS PENAS DE LA VEJEZ:
Aunque la prevalencia de depresión es igual en todos los grupos etáreos, un estudio norteamericano determinó que en los adultos mayores puede ser mortal. El estudio fue realizado por el Instituto Nacional del Envejecimiento, en Bethesda, y detectó que la depresión causa un notorio deterioro en las funciones físicas de los adultos mayores (un 55% de baja en las actividades físicas en los mayores de 71 años. Además se determinó que el grado de deterioro físico asociado a la depresión tenía una relación directa con la edad avanzada, con un menor nivel educacional, con no tener una pareja y con sufrir enfermedades al corazón o pulmones (Revista Qué pasa, 1998).
5. NUNCA ES TARDE PARA APRENDER:
La Universidad Católica de Chile tiene un programa para el adulto mayor hace 7 años, su objetivo principal es ayudar a entender el proceso de cambio y entregar herramientas para que éste sea algo positivo. El programa ofrece cursos y talleres de teatro, historia de Chile, música, salud, etc. Las edades de los alumnos fluctúan entre los 50 y 85 años y reciben los conocimientos durante tres trimestres académicos de Medicina, Psicología, Sociología, Arquitectura, entre otras. Luego realizan una práctica supervisada para poder ingresar al Centro de Diplomados, en donde reciben cursos de perfeccionamiento en materias más específicas. La muestra que se tomó fue de 114 egresados de 29 comunas de la R.M., y arrojaron los siguientes resultados: El 56% trabaja como diplomado (la mitad trabaja en forma voluntaria en hospitales, empresas privadas, con amigos o familiares enfermos), y el 44% restante lo tomó sólo para adquirir conocimientos. Sólo el 10% son hombres, ya que éstos son más reacios a las actividades de grupo, además que en Chile hay más población femenina viva. Al preguntarles para qué les sirvió participar en el programa, la mayoría respondió que les había cambiado la percepción de lo que es el envejecimiento, afirmaron haber mejorado su salud al aprender sobre autocuidado y reconocen de qué enfermedad se trata. Otros dicen que se relacionan mejor con las demás personas, tienen mejor autoestima, con lo cual son más aceptados por sus pares y por sus propios familiares. (Araneda, 1995).

DEFINICIÓN DE CONCEPTOS
  • Adultez tardía: Como ocurre con todos los otros estadios de la vida no hay una edad exacta para indicar cuando termina la adultez media y comienza la vejez, pues la diversidad de personas y su estado de salud dificulta esta división; sin embargo se ha elegido arbitrariamente los 65 años como la edad en que comienza la adultez tardía, por que en muchos países, es la edad en que las personas comienzan a recibir los beneficios del seguro social.
  • Integridad del ego: contrastada con la desintegración del ego. En la teoría de Erikson la octava y la última opción crítica del desarrollo, que caracteriza la senectud. Un sentido de aceptación de la propia vida, que permite la aceptación de la muerte, la opción de desarrollo es la desesperación, caracterizada por el fracaso de aceptar la propia vida, y de este modo, el punto final de ella.
  • Sabiduría: Consiste en la acumulación de las experiencias vividas a lo largo de la existencia al cumplir las tareas, manejar las situaciones y resolver los problemas que la propia vida impone. Supone aplicar el buen juicio al conducir la propia vida, desarrollar la comprensión por medio de la experiencia y la capacidad para aplicarla a los asuntos importantes. Los adultos de todas las edades están de acuerdo en que la sabiduría es una de las pocas características deseables que aumentan a esa edad, y la mayoría cree que empieza a desarrollarse hacia los 55 años. No todas las personas se vuelven más sabias con la edad, y el que ello suceda depende de las experiencias específicas en la vida, la motivación y los recursos personales.
  • Demencia senil: Desorden cerebral orgánico. Tiene algunos rasgos distintivos que pueden no presentarse juntos o en el mismo grado como son: el deterioro de la memoria, daño del funcionamiento o comprensión intelectual, deterioro de la capacidad de juicio y de la capacidad de orientación y decaimiento de esas funciones. Una de las demencias más comunes es el Alzheimer.
  • Enfermedad de Alzheimer: Demencia senil o presenil caracterizada por el deterioro y la atrofia de la corteza cerebral. La incidencia es mayor entre la gente anciana y aumenta conforme la gente envejece, afectando entre el 5 y 10% de los individuos mayores de 65años, cuyos signos más frecuentes son: pérdida progresiva de las capacidades cognitivas y funcionales, las cuales contribuirán a deteriorar las relaciones interpersonales del sujeto.
  • Inteligencia fluida: Capacidad heredada de la persona para pensar y razonar de manera abstracta, como se mide en las pruebas de razonamiento, como las analogías y las clasificaciones figurativas. Implica los procesos de percibir relaciones, deducir correlatos, razonar inductivamente, formar abstracciones, formar conceptos y resolver problemas.

FUNCIONAMIENTO INTELECTUAL EN LA EDAD ADULTA TARDÍA
Según diversas investigaciones (principalmente transversales) existiría un declive en la capacidad intelectual que se relacionaría con la edad, cuyos argumentos se hallan en los resultados de diversas pruebas de CI y de variadas medidas piagetianas que de ser ciertas podrían ser explicadas por las siguientes razones: 1) deterioro neurológico; 2) limitaciones físicas; 3) factores psicológicos; 4) velocidad; 5) ansiedad ante las pruebas; 6) inadecuación de las tareas; 7) cautela; 8) actividades derrotistas; 9) pérdida de continuidad en la actividad intelectual y 10) descenso terminal (Papalia, 1990).
Como se puede apreciar, son muchos los factores que pudiesen intervenir en un mal desempeño del adulto mayor, es por esto, que surge la interrogante acerca de qué tan efectivos pueden llegar a ser estos resultados. Si observamos a nuestro alrededor nos daremos cuenta de que esta disminución cognitiva forma parte más de un mito que de la realidad, ya que la mayoría de los ancianos no experimentan disminuciones significativas en su capacidad intelectual, sino por el contrario, se pueden mantener estables o llegar incluso a un incremento; todo lo cual estará dado por las diferencias individuales. Es así como el anciano es capaz aún de aprender destrezas nuevas, pero requiere de mayor tiempo que las personas jóvenes, lo cual se debería a un decremento en la incapacidad operacional de la memoria a corto plazo, especialmente en la utilización de estrategias de codificación, organización y recuperación de la información que haría más difícil el aprendizaje como es la resolución de problemas. No obstante, gracias a "los programas de entrenamiento ha sido posible acelerar el procesamiento de la información, reducir las diferencias en recordar e invertir los declives en las habilidades de inteligencia fluida" (Hoffman, et al., 1996, p. 196).
Por último, si bien es cierto que el anciano ya no cuenta con la misma eficiencia que tuvo en su juventud, en relación a algunas habilidades cognitivas; en la actualidad es poseedor de un conocimiento pragmático, que conocemos como sabiduría, la cual ha sido acumulada como producto de su experiencia a lo largo de la vida. De esta manera, el adulto mayor posee un gran desarrollo de la comprensión por medio de la experiencia y la capacidad para aplicarlos a sus asuntos importantes (Philip, 1997).

DESARROLLO SOCIAL
  1. Cambio social: Las personas mayores de hoy en día se están dando cuenta de que el ser mayor ha cambiado completamente desde que sus padres llegaron a los 65 años, están más sanos y vigorosos que sus homólogos de hace varias generaciones. Tienen aspecto más juvenil, se sienten mejor y actúan con más vitalidad que sus padres y abuelos de la misma edad. Desde 1900, las formas de convivencia de las personas mayores han cambiado de tal forma que nada tienen que ver con las anteriores, es más probable que sean propietarios de sus casas, vivan por encima del nivel de pobreza y tengan menos hijos adultos.(Hoffman et al.,1996).
  2. Estrés: Un alto estrés o el que está por encima de la capacidad de la persona para afrontar los acontecimientos, puede lastimar la autoestima , deteriorar física y mentalmente. La forma de cómo se perciba el estrés varía según el género , raza, estado civil, nivel socioeconómico y educación. Las presonas mayores no están excentas de situaciones negativas: mala salud, bajos ingresos, muerte de un cónyuge, además del envejecimiento del sistema inmunológico, les hace más vulnerables a los efectos del estrés y, por tanto, más propensos a responder desarrollando una enfermedad.(Hoffman et al.,1996).
  3. Trabajo y jubilación: La transición del trabajo a la jubilación es un cambio muy importante en el que la persona puede esperar sentir estrés. Puede suponer la pérdida de ingresos, la identidad profesional, el estatus social, los compañeros y la estructura cotidiana del tiempo y las actividades. La jubilación temprana(antes de 65 años) se puede deber a la mala salud , por no quere trabajar más o por la fuerza(despido). La jubilación en su momento(65 años), generalmente implica mala salud. La jubilación tardía(más de 65 años) la tienen aquellos que tienen sus propoios negocios o quienes no pueden vivir con recursos limitados. La jubilación es un periodo de progreso através de fases de prejubilación, luna de miel, desencanto, desorientación, estabilidad y finalización. Una clave para superar los efectos de la jubilación en la satisfacción de la vida es si la experiencia aporta algún elemento nuevo a la vida.(Hoffman et al.,1996).
  4. Matrimonio en la tercera edad: El evento más significativo en mucho matrimonios de personas mayores es la jubilación del hombre. Este se encuentra derepente sin su trabajo y apartado de sus contactos diarios con sus compañeros. Sin embargo, ansían más la jubilación que sus esposas. Las que no trabajan fuera de sus hogares, han de adaptarse a que sus maridos estén en casa todo el día. En el caso de la mujer que trabaja fuera de la casa, la idea de la jubilación implica pérdida de independencia, más si inician en la edad media su profesión. Sin embargo, algunas parejas pueden adaptarse al cambio de roles sin problemas cuando llega la etapa de jubilación del esposo. En general, independiente del sexo, la jublación conlleva nuevas exigencias: preocupaciones sobre el dinero, desacuerdos sobre trasladarse a una casa o departamento más pequeño o problemas de salud.Los principales conflictos-sobre divisiones de resposabilidad y poder, sexo, dinero, hijos y cuñados-ya han sido solventados. La mayoría de las que no pudieron resolver estos problemas se divorcian antes.(Hoffman et al.,1996).
  5. El divorcio y volver a casarse: Cuando las parejas que han estado casadas durante 40 años se divorcian, es más probable que den más muestras de estrés spsicológico que los jóvenes que se encuentran en situción similar. La pérdida de los papeles conyugales, al igual que el de los frofesionales, puede quebrantar su sentido de identidad. El número de personas mayores que se divorcian va en aumento.Los hombres cuando se divorcian es porque han estado enfrascado en su trabajo y conicide la ruptura con la jubilación y para casarse con otra mujer. La mujer,en cambio, lo hace porque su marido es alcohólico, tirano o mujeriego.(Hoffman et al.,1996). No obstante suele ser más grave para la mujer, debido a que ella ha socializado su rol de esposa y basado su identidad en ese rol, sintiendo que toda su vida había sido un fracaso. Los hombres mayores se casan con más facilidad que las mujeres, pueto que hay 3,6 mujeres divorciadas, viudas o solteras por cada hombre en ese grupo de edad,simplemente no hay bastantes hombres para todas.(Hoffman et al., 1996).
  6. Viudez: Aunque la mayor parte de los hombres estén casados, el matrimonio de la tercera edad tiene poca importancia para la mayoría de las mujeres de esa edad. Debido a que el ciclo de la vida de los hombres es más corto y que suelen ser mayores que sus esposas, los maridos desaparecen con tanta rapidez que la situación de viudez parece ser "normal" entre las mujeres mayores. Cuando se vuelven a casar, el nuevo cóyuge suele ser alguien que ya conocían antes de enviudar o alguien que han conocido a través de una amistad mutua o un pariente. Cuando uno de los cónyuge fallece, el que queda atraviesa un largo periodo de shock, protesta, desesperación y recuperación. El proceso de recuperación implica desarrollar una explicación satisfactoria de la razón por la que ha muerto el otro, neutralizar los recurdos y asociacones, y crear una nueva imagen de uno mismo. Las mujeres parecen adaptarse a la vida en solitario mucho mejor que los hombres. En comparación con las mujeres, los hombres tienen peor salud, mayor aislamiento emocional, unos vínculos más débiles con la familia y no es tan probable que tengan una persona de confianza. Durante el primer año de condolencia, el cóyuge puede estar deprimido, angustiado y hasta tener reacciones fóbicas. Aún después de la recuperación el dolor continúa. (Hoffman et al.,1996).
  7. Relaciones familiares en la tercera edad: Las elecciones de las formas de convivencia de las personas mayores, reflejan un equilibrio entre las metas de autonomía y de seguridad, por lo que no es sorprendente que la mayoría de las personas mayores vivan en casa normales, ya sea por su cuenta, con parientes o con otras personas que no sean familia. Los mayores-jóvenes(65-84 años), viven solos o con el cónyuge.La tendencia es "envejecer en el lugar", permanecer en las casas donde educaron a sus hijos que la mayoría poseen.La casa está llena de recuerdos, al conocerla bien les otroga un sentido de competencia y el ser propietarios confiere estatus a la persona mayor. Son menos propensos a traslados o emigraciones, pero cuando lo hacen es por diversión, son bastante sanos y suelen tener suficientes ingresos, pero a medida que se acercan a edades mayores, la emigración es para estar cerca de los hijos u otros parientes. Los mayores-ancianos(mayores de 85 años) se ven obligados a depender de alguien,por lo que su traslado suele denominarse emigración de ayuda. Generalmente, se van a vivir con los hijos, a una residencia o a una institución que ofrecen cuidados personales pero no médicos ni sanitarios a nivel profesional.(Hoffman et al., 1996).

EL FINAL
"No siento pena por mí, ahora que me voy.
No tengo miedo a la muerte.
Solamente tengo miedo de vivir así"
(anciana de 79 años; Papalia, 1990).
En la actualidad se ha ido observando una actitud más saludable hacia la muerte, se busca comprenderla, explorara los aspectos emocionales, morales y prácticos que la circundan, y tratar de hacer esta consecuencia de la vida como un hecho positivo hasta donde sea posible.
A medida que los adultos llegan a ser mayores, el declive físico y las pérdidas de las capacidades hacen que aparezca la idea de la muerte, las personas empiezan a prepararse para ésta, , y comienzan el proceso de revisión de la vida, en donde se empieza a reflexionar sobre el pasado, rememorar acontecimientos para adaptarse a la muerte. Mediante esta revisión los ancianos pueden sentirse angustiados, culpables, deprimidos o desesperados, pero cuando los conflictos pueden superar la desesperación, puede surgir la integridad, habiendo descubierto el sentido de la vida. Al parecer no todas las personas mayores revisan su vida y las que lo hacen no siempre reestructuran el pasado de modo que aumente su integridad.
Cuando la muerte se acerca, las personas entran en la trayectoria de la muerte , el cual es el intervalo de tiempo que necesitan para darse cuenta de que ésta es inminente, por lo cual suele ser variable.
Las distintas sociedades tienen conceptos referentes al modo adecuado de morir, en nuestra sociedad se espera que la persona muera acompañada de familia y amigos, con un mínimo de interferencia técnica y control del sufrimiento. "Con la tecnología actual el proceso de morir se prolonga por días, semanas y más, lo que priva a la persona de su control y dignidad" (Hoffman, et al., 1996, p. 226).
En nuestra sociedad cristiana la promesa de la inmortalidad ayuda a las personas a encontrar un sentido a su vida, compensando la vida eterna por el abandono de su período en la tierra. (Hoffman, et al., 1996).

INTEGRACIÓN
Se ha constatado en la experiencia práctica que la teoría corrobora el deterioro físico e intelectual en cierta medida, del adulto mayor.
Sin embargo, a través de las investigaciones y conversaciones sostenidas con adultos mayores durante la realización de este trabajo, se pudo observar que todo este deterioro físico-intelectual va a depender, en gran medida, de tres factores: la genética, las condiciones ambientales y el estilo de vida que se ha llevado durante la vida. Al respecto, debemos señalar que este último factor es fundamental, puesto que es el único que podemos manipular para alcanzar una vejez saludable.
En este sentido, es importante destacar el esfuerzo que están realizando algunas instancias gubernamentales y privadas con el objetivo de que el incremento de edad, con la ayuda de los adelantos científicos y médicos, sea consecuente con la calidad de vida.
A este respecto, debemos enfatizar que en nuestro país, en especial, en nuestra región, se han implementado programas interdisciplinarios especialmente dedicados al adulto mayor buscando, como objetivo principal, su desarrollo físico, psicológico, social y afectivo, para lo cual desarrollan diversas actividades tendientes a este logro. De modo que permita al adulto mayor sentirse más integrado, valorado, aceptado y útil en esta sociedad, aumentando así su autoestima.
Este tipo de progrma prmite observar al adulto mayor com una perspectiva diferente en la socieddad , y a la vez, permite a los más jóvenes cambiar la perspectiva tradicional acerca de esta etapa de la vida.
Además, este trbajo nos permitió verificar la gran contribución que da el adulto mayor en diferentes aspectos de la sociedad, como es el caso de las voluntarias que trabajan en hospitales, hogares de menores y de ancianos, entre otros, cuyo aporte está impregnado de afectividad , entrega y energía. Ha sido gratificante percatarse que el desarrollo humano no culmina sino hasta que se exhala el último suspiro , acabando así el aprendizaje y la entrega de conocimiento .

CONCLUSIÓN
A pesar de todos los deterioros físicos propios de la edad que pueden sufrir las personas mayores,muchos enfrentan esta etapa con una actitud positiva y juvenil, tienen una vida activa, rica en experiencias, en fin, muy satisfactoria. No parecen ni se sienten como senescentes, pues su envejecimiento biológico es compensado con un estilo de vida que los hace mantenerse en excelentes condiciones hasta muy avanzada edad.
Sin embargo, incertados como estamos en una sociedad que resalta lo joven, transitorio y veloz y, peor aún, que no se siente responsable de integrar, valorar y acoger al adulto mayor, perdiéndonos con ello todo lo que nos pueden brindar: experiencia, sabiduría, pacencia, afecto, etc. De esta manera el envejecimiento biológico es fomentado por la estructura social, por ejemplo algunas familias son exageradamente sobreprotectoras con sus adultos mayores, limitando su libertad y de pasa el desarrollo de una vida normal y productiva, predisponiendo así al "viejo" a ser pasivo y dependiente de los demás..
Es un error de nuestra sociedad el tratar de visualizar a los adultos mayores como minusbalidos, en circunstancias en que la gran mayoría de estas personas tienen buena salud y que pueden realizar las mismas cosas que antes sólo que ahora más lento.
La edad avanzada no es signo de decaimiento o incapacidad intelectual, es evidente que muchas personas continuan realizando importantes aportes en diferentes areas del conocimiento y de las artes; así por ejemplo Freud, Erikson, Picaso, Einstein y muchos otros tubieron una prolífica actividad creativa hasta sus últimos años de vida.
En definitiva, el problema central radica en la falta de políticas oficiales que integren a los más viejos con el resto de la población y que les permitan desarrollar todas sus capacidades generativas.
Es tarea de todos que el cumpleaños número 65 de nuestros padres o el de nosotros mismos sea realmente un cumpleaño feliz y el inicio de una etapa de dicha y enriquecimiento personal.

Bibliografía
  • Araneda, D. (1995). "Nunca es tarde para aprender". Revista Tiempo Seguro Nº42, Santiago de Chile.
  • Hoffman, L; Paris, S; Hall, E. (1996). Psicología del desarrollo hoy. Madrid: Mc. Graw- Hill.
  • Papalia, D. (1990). Desarrollo Humano. México: McGraw-Hill.
  • Phillip, F. (1997). Desarrollo Humano. México: Prentice-Hall Hispanoamericana.
  • Simonsen, E. (1998). "Las penas de la vejez". Revista Qué Pasa Nº1421, Santiago de Chile.
  • "Se encuentra el gen culpable de la pérdida de visión en el anciano".(1998). Revista Creces Nº1, Volumen 16, Santiago de Chile, página 5.
  • "Importante avance en la enfermedad de Alzheimer" (1998). Revista Creces Nº1, Volumen 16, Santiago de Chile, páginas 15-18.
  • "Radicales Libres: Manipuladores de la Química" (1998). Revista Creces Nº1, Volumen 16, Santiago de Chile, páginas 19-36.
  • "La lucha contra el envejecimiento" (1998). Revista Creces Nº3, Volumen 16, Santiago de Chile, páginas 19-31.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada