martes, 22 de noviembre de 2011

VÍAS DE TRANSMISIÓN DEL VIH



 
El VIH se encuentra en todos los  fluidos corporales. la sangre, el semen, los  fluidos vaginales y la leche materna tienen la concentración suficiente para poder transmitirlo.
También son considerados como fluidos potencialmente infecciosos el líquido cefalorraquídeo, el pleural, el peritoneal, el pericárdico, el amniótico y el sinovial.
Vía SeXual
El virus puede ingresar en el organismo a través de contacto sexual: vaginal, anal u oral sin protección, es decir, sin utilización de una barrera protectora, condón, campo de látex.
Al ser la vagina una cavidad recubierta por una amplia mucosa, el semen permanece allí mucho más tiempo luego de la relación sexual, es por esto que durante un coito vaginal, aunque tanto el hombre como mujer pueden adquirir el virus, la probabilidad es mayor para el sexo femenino.
El área del ano y el recto se puede lesionar más fácilmente debido a que no posee lubricación y su tejido no es elástico, por lo cual es común la ruptura de vasos sanguíneos y permite el contacto con  fluidos. En este caso quien cumple el rol pasivo o sea la persona que es penetrada tiene mayor probabilidad de infectarse.
Vía Sanguínea
Por  sangre o hemoderivados infectados.
Al compartir agujas (tatuajes, etc.) y jeringuillas, y/o por accidentes laborales relacionados con la manipulación de productos serológicos. 

TRANSMISIÓN MATERNO-INFANTIL
Es la transmisión del virus de una mujer VIH positiva a su hijo o hija y puede ocurrir durante el embarazo, el parto y la lactancia.
Una mujer embarazada con VIH sin tratamiento arV tiene mayor probabilidad de transmitir el virus a su hijo o hija.
El tratamiento arv disminuye de forma signi  cativa este riesgo, hasta menos del 2%, aunque no lo elimina completamente.

CÓMO NO SE TRANSMITE EL VIH
Dar la mano, abrazar, besar.
Por lágrimas, toser, estornudar y sudar.
Por contacto con orina o heces.
Al usar ropa de otra persona, los muebles, etc.
Compartir el teléfono.
Compartir alimentos, cubiertos, utensilios o vasos.
Utilizar fuentes comunes de agua.
Utilizar lavabos, baños o duchas.
Utilizar piscinas públicas.
Por utilizar el transporte público.
Sufrir una picadura de mosquito u otros insectos.
En lugares de trabajo.
Por donar sangre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada